Hallan el cadáver de una mujer de 42 años en la playa de El Rinconín

Playa de El Rinconín donde fue hallado el cadáver a primera hora de la mañana. / JOAQUÍN PAÑEDA

La autopsia certifica que falleció por ahogamiento. No presentaba signos de violencia y estaba vestida y con los zapatos puestos

P. LAMADRID GIJÓN.

Un ciudadano que paseaba por el Muro a la altura de El Rinconín, a las ocho y cuarto de la mañana de ayer, fue quien protagonizó el trágico hallazgo. El cadáver de una mujer, vecina de Gijón y de 42 años, estaba tendido sobre la arena de la playa de El Rinconín. El hombre se acercó para comprobar si tenía constantes vitales. Al no percibirlas, dio aviso a la Policía Nacional. Hasta la escalera 24, donde está la única escalera de bajada, se trasladaron varios agentes de la Comisaría gijonesa, que solo pudieron confirmar la muerte de la mujer.

Según fuentes policiales, el cadáver no presentaba signos de violencia, pero sí de ahogamiento, puesto que estaba hinchado. De hecho, la autopsia realizada horas después en el Instituto de Medicina Legal reveló que ésta había sido la causa del fallecimiento. La mujer estaba completamente vestida e, incluso, llevaba los zapatos puestos. En un primer momento, la Policía Científica pensó que rondaba la veintena, pues no aparentaba su edad real. Todas los indicios apuntan a que se trató de una acción voluntaria. Una vez que lograron identificarla, los agentes se pusieron en contacto con los familiares de la fallecida, que debieron recibir asistencia ante el impacto emocional que les supuso la noticia. Fueron sus seres queridos quienes explicaron que la mujer padecía problemas psicológicos.

Por su propio pie

Los agentes encargados de la investigación barajan que la fallecida pudo adentrarse en el mar por su propio pie y descartan que se hubiera precipitado al agua desde un lugar elevado. La gijonesa no portaba ningún tipo de identificación, lo que dificultó las tareas. Sus características no concordaban con las registradas en la base de datos de personas desaparecidas. Tampoco tenía antecedentes policiales. El Teléfono de la Esperanza (985 22 55 40) es un recurso que está a disposición de todas las personas que necesiten ayudan y cuenta con un protocolo especialmente dirigido a prevenir el suicidio.

Fotos

Vídeos