Hallan muerta a una mujer de 54 años en su casa de Somió entre toneladas de basura

Vivienda precintada en el camino de las Arenas, en la parroquia de Somió, donde apareció el cadáver de la mujer de 54 años. / PALOMA UCHA
Vivienda precintada en el camino de las Arenas, en la parroquia de Somió, donde apareció el cadáver de la mujer de 54 años. / PALOMA UCHA

Fueron los vecinos los que alertaron a la Policía Local al echarla en falta. Vivía sola en el camino de las Arenas y sufría síndrome de Diógenes

OLAYA SUÁREZ GIJÓN.

El juzgado investiga las circunstancias de la muerte de una vecina de Somió de 54 años cuyo cadáver permaneció durante días en la vivienda, rodeado de toneladas de basura y con la única compañía de sus animales. Fueron los vecinos los que dieron la voz de alarma a la Policía Local, preocupados por la ausencia de la mujer, que vivía desde hacía años en una casa del camino de las Arenas, sola desde que muriesen sus padres. Cuando los agentes se desplazaron hasta el lugar comprobaron que, efectivamente, no respondía al timbre y que existían indicios de que los animales de compañía (dos perros y dos gatos) se encontraban en el interior del domicilio. Optaron entonces por acceder a la vivienda ante el temor de que hubiese sufrido algún percance y necesitase asistencia sanitaria.

La entrada para inspeccionar la casa resultó sumamente complicada para los funcionarios, ya que no existía prácticamente un espacio libre de basura. La víctima sufría el síndrome de Diógenes y había ido acumulando toneladas de residuos, desperdicios y enseres, sin que existiese un metro cuadrado donde poder apoyar un pie. En una de las estancias los policías localizaron el cuerpo de la mujer. Requirieron entonces la presencia de los técnicos sanitarios, si bien únicamente pudieron confirmar su defunción. Llevaba al menos una semana fallecida.

Vivienda precintada

El lacero municipal se hizo cargo de los dos perros y los dos gatos de la víctima

La autoridad judicial ordenó el levantamiento del cadáver para su traslado al Instituto de Medicina Legal con el objetivo de que los médicos forenses le practicasen la autopsia que determine las causas concretas del deceso. Según los datos recopilados por los investigadores, la muerte se habría producido por causas naturales. El juzgado de Instrucción número 4, que se encontraba realizando las funciones de guardia en el momento del hallazgo del cadáver, ha iniciado una investigación para descartar cualquier implicación criminal en el caso que ha causado una gran conmoción en la parroquia de Somió. La finca, conocida como 'La Parra', permanece precintada por el juez. En los próximos días los servicios de limpieza procederán a retirar las toneladas de basura que la mujer acumuló dentro de su casa.

El lacero municipal se hizo cargo de los perros y los gatos y los trasladó al albergue de animales de Serín para que puedan ser adoptados, ya que la víctima carecía de familiares directos que se pudiesen hacer cargo de las mascotas.

Se da la circunstancia de que la semana pasada la Policía Nacional localizó en un piso de la calle de los Laboratorios, en el barrio de El Natahoyo, a un hombre que se encontraba gravemente enfermo. Fue su hijo, que reside en las islas Baleares, el que alertó a los servicios de emergencia al no ser capaz de contactar con su progenitor. Cuando los agentes accedieron a la vivienda se encontraron el hombre indispuesto que llevaba varios días sin poder levantarse y que estaba acompañado de un perro del que también se tuvo que hacer cargo el lacero municipal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos