«Nuestras acciones pueden ser agresivas, pero estamos lejos de ser extorsionadores»

«Nuestras acciones pueden ser agresivas, pero estamos lejos de ser extorsionadores»
Héctor González, ayer, en las inmediaciones de la Sindical. / JOSÉ SIMAL

Héctor González, secretario general de la CNT de Gijón, asegura que «siempre actuamos para defender a los trabajadores»

P. SUÁREZ GIJÓN.

«En el caso de la pastelería La Suiza, la empleada fue acosada sexualmente en repetidas ocasiones y despedida sin cobrar la indemnización correspondiente». Con esta contundencia Héctor González, secretario general de la CNT de Gijón, justificaba ayer las concentraciones y piquetes que el sindicato organizó hasta en dieciséis ocasiones frente al negocio. Unos hechos que González no niega y que, insiste, «se deben a un abuso constante por parte de los empresarios».

Respecto a la denuncia interpuesta por el hijo de José Álvarez en la que los acusa de extorsión con amenaza de boicot, Héctor González asegura que por el momento no tiene constancia de esa querella y avanza que en caso de ser cierta, el sindicato también se encargará de denunciar «lo que consideremos oportuno».

Sin embargo, aunque a la espera de esa notificación por parte del juzgado, el actual secretario general de la CNT en Gijón se desmarca categóricamente de cualquier acusación por extorsión. «Nosotros podremos ser agresivos, sindicalistas malnacidos o lo que quieran llamarnos. Lo que seguro que no somos es extorsionadores», afirma al tiempo que niega haber exigido cantidades de dinero que no fueran las que «legalmente correspondían a los trabajadores despedidos».

González pide a las partes denunciantes que prueben estas extorsiones que denuncian y esgrime que «en ningún caso» se realizó alguno de estos pagos sin estar presentes los abogados de los empresarios y de los trabajadores. «Todos estos trámites se realizaron a través de sentencias judiciales o conciliaciones laborales», asegura.

En referencia a las concentraciones y escraches realizados a varios negocios de la ciudad en los que fue identificado por parte de la Policía, el secretario general de la CNT de Gijón defiende que «en ninguno de ellos se llegó a la violencia» y reivindica su derecho a manifestación ante lo que considera una «defensa necesaria» de trabajadores que acuden al sindicato en situaciones laborales «muy duras».

Relevo en el cargo

Sobre las declaraciones de Alberto Marcos, propietario del restaurante Mol Center que acusa a la CNT de extorsión y organización de movilizaciones para tirar por tierra su prestigio y ahuyentar a sus clientes, González asegura que existe «una tendencia frecuente» por parte de los empresarios a culpabilizar al sindicato de los malos resultados del negocio. «Ese restaurante iba mal por otras cuestiones. En la reunión que mantuvimos con su propietario, éste nos confesó que el negocio hacía dos años que no iba bien, por lo que no solo fue nuestra culpa», cuenta.

Con la intención de probar la veracidad de sus declaraciones, Héctor González ha aportado a este periódico una serie de sentencias judiciales que demuestran el pago de determinadas cantidades de dinero por parte de los empresarios a los trabajadores despedidos ante la presencia de abogados de ambas partes. El secretario general del sindicato en Gijón, que será relevado en el cargo en los próximos días, asegura estar preparando diversas demandas para defender su nombre y el del sindicato al que representa de estas acusaciones «infundadas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos