Héroes a cincuenta millas de la costa

Tripulación homenajeada del 'Helimer Cantábrico' y del 'Pesca II', ayer, en El Musel. /JOSÉ SIMAL
Tripulación homenajeada del 'Helimer Cantábrico' y del 'Pesca II', ayer, en El Musel. / JOSÉ SIMAL

El Ayuntamiento rinde homenaje al personal de Salvamento Marítimo por el rescate de doce marineros del 'Gure Uxua' el pasado mes de febrero | «Gijón no se concibe sin el Elogio y sin el 'Helimer' volando durante la noche»

OLAYA SUÁREZ GIJÓN.

«Las emergencias no tienen horario, se presentan en cualquier día del año, a la hora menos esperada y en el sitio menos oportuno. Es muy importante contar con el mejor helicóptero, pero en las tareas de salvamento el factor diferencial reside en el capital humano». La alcaldesa Carmen Moriyón elogió ayer al personal de Salvamento Marítimo durante el homenaje que el Ayuntamiento rindió en El Musel a las tripulaciones de las aeronaves Helimer y Pesca II -con base en la provincia de Lugo- por el peligroso rescate que realizaron en febrero pasado para conseguir rescatar con vida a los doce marineros del 'Gure Uxua', hundido a 50 millas de Navia.

«La valentía para asumir riesgos, la capacidad para tomar decisiones instantáneas, la pericia para mantener un helicóptero quieto sobre el punto de rescate entre vientos huracanados, el arrojo de descolgarse sobre un mar embravecido oculto en noche cerrada, la destreza para manejar a náufragos en estado de shock, los nervios de acero para realizar las operaciones en el momento oportuno sin dejarse llevar por las precipitaciones, el sentido de equipo que hace actuar al grupo como un solo hombre, la inmensa solidaridad humana que alienta todas las operaciones de rescate. Todas esas características sumadas dan la talla de héroes que tienen todos los miembros de Salvamento Marítimo de la base de Gijón», abundó la regidora, que hizo extensible su gratitud a los integrantes de la base de Celeiro (Lugo), que intervinieron en el rescate.

El acto de homenaje se celebró coincidiendo con una fecha señalada: el 23 aniversario de la llegada del primer Helimer a la base de El Musel, lo que convirtió a Gijón en referente de los rescates marítimos de la costa del Principado. «El mar tiene días buenos, malos y hasta temibles, en Gijón sabemos mucho de las desgracias de la mar», dijo Carmen Moriyón.

El acto tuvo lugar en el 23 aniversario de la llegada del Helimer a la base del puerto gijonés

Lejos de considerarse los héroes del Cantábrico, las tripulaciones de los dos helicópteros recogieron las distinciones con humildad, uno de los rasgos que los define como colectivo individual. David Abad habló en representación de sus compañeros en el Pesca II y lo hizo para mostrar el orgullo «de pertenecer a Salvamento Marítimo y del trabajo que prestamos. No dudaría ni un solo momento en irme al fin del mundo con cada uno de mis compañeros», señaló, al mismo tiempo que restaba importancia a la complicada labor que desempeñan: «Para nosotros es como un día cualquiera en la oficina, aunque somos conscientes del peligro que entraña, eso tiene que estar siempre presente».

Jorge Fernández, comandante del 'Helimer Cantábrico', se mostró «muy satisfecho por el trabajo realizado» y por el vínculo creado entre el personal de Salvamento Marítimo y la ciudad de Gijón. «No se concibe la ciudad sin el perfil del Elogio del Horizonte y tampoco escuchar el sonido del 'Helimer' por la noche, señal de que estamos ahí las 24 horas del día», explicó. Un recuerdo especial tuvieron para sus familiares. «Sin su apoyo no sería posible que hoy estuviésemos aquí», dijo.

Las dos bases de El Musel y Celeiro han sido premiadas recientemente con la mención de honor por la Organización Marítima Internacional (OMI) por el mismo rescate de la tripulación del 'Gure Uxua'. Ayer, el armador del pesquero, José Pernas, estuvo presente en el acto en El Musel y quiso agradecer en público, de forma directa y con pocas palabras, el rescate de los doce marineros en mitad de un gran temporal con olas de hasta ocho metros de altura. «Gracias, solo puedo decir, muchas gracias», señaló.

En el homenaje estuvieron presentes la conselleira de Medio Rural de la Xunta de Galicia, María Isabel Concheiro; el teniente alcalde de Ribadeo, Jesús Fernández; y representantes de los grupos municipales del Ayuntamiento de Gijón, además de familiares del personal de rescate marítimo y alumnos del colegio de Xove.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos