«Hay que hidratar al delfín para rebajar el estrés»

Operación de rescate del delfín el sábado en Gijón. / J. PAÑEDA
Operación de rescate del delfín el sábado en Gijón. / J. PAÑEDA

Los cetáceos tienen «un 95% de posibilidades de morir si se carece de un protocolo adecuado», señala Cepesma

G. P. GIJÓN.

La muerte del delfín varado en la tarde del sábado a la altura de la escalera 21, frente al Rick's, «pudo haberse evitado». Así lo defiende Luis Laria, presidente de la Coordinadora para el Estudio de las Especies Marinas (Cepesma). «Hay un 95% de posibilidades de que los delfines mueran si se devuelven al mar», indica. Cepesma, encargada de acudir ante el varamiento de especies marinas durante veinte años, recuerda que las pautas para salvar a ejemplares como el de Gijón pasa por «hidratarlos por fuera y por dentro para rebajar el estrés, sondarlo y suturar las heridas». Los delfines, señala, «no deben devolverse al mar en la misma zona en la que vararon». Tampoco es cierto, dice, que estos cetáceos transmitan enfermedades al contacto.

Desde que Cepesma y el Principado rompiesen su acuerdo para seguir prestando los servicios de la red de varamiento, hace ya dos años, existe un «desbarajuste absoluto, nadie sabe lo que hay que hacer», sostiene. «Los bomberos de Gijón, Policía Local y Salvamento que intervinieron lo hicieron lo mejor que pudieron», agradece Laria, aunque recuerda que la competencia en estos casos recae en el Principado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos