El Hogar de San José, «motor engrasado para otros 75 años»

José María Flórez, Andrés Barriales, Inocencio Martín, Ana Braña, Miguel Ángel Segura y Rafael Piñera. / PALOMA UCHA

La fundación clausura su aniversario con un repaso a su historia y futuro, con la inserción laboral y la llegada de extranjeros como principales retos

G. POMARADA GIJÓN.

La Fundación Hogar de San José articuló ayer la clausura de los festejos por su 75 aniversario en torno a una palabra, «gracias». «No hay nada tan dinámico, tan generoso, como el agradecimiento que nos lleva a vivir lo que nos queda. Tenemos el motor engrasado para otros 75 años», destacó el jesuita Inocencio Martín. En el punto y final a un año de celebraciones, el Hogar de San José contó con las ponencias de Andrés Barriales y Miguel Ángel Segura, quienes aportaron su visión sobre el recorrido y futuro del centro. «Nació en 1942 para hacer algo sólido de los niños abandonados y su misión sigue viva y permanente», valoró Barriales, autor del libreto 'Una visión, una misión'.

Segura, vinculado al hogar alicantino de Nazaret, recordó la capacidad de adaptación a los tiempos con «la respuesta a la llegada de niños extranjeros» o «los programas de inserción laboral». Emplazó también a las administraciones a velar por «el interés superior del niño», tal y como propugna la ley. Precepto que, sostuvo, «no se entiende igual si en una comunidad autónoma se destinan al menor 75 euros y en otra 150».

En el cierre del «querido 75 aniversario», el Hogar San José estuvo arropado por sus voluntarios y trabajadores, así como por su actual presidente, José María Flórez; el director, Rafael Piñera, y la concejala Ana Braña.

Temas

Gijón

Fotos

Vídeos