El hombre degollado sigue grave, pero estable

El hombre atacado y degollado en un bar de El Cerillero la noche del pasado lunes permanece estable. Aunque continúa en estado grave y sus allegados no se atreven a aventurar una recuperación, sí que han comenzado a albergar alguna esperanza, después de que Ándrés Á., de 54 años, haya superado las 48 horas más críticas tras el ataque. Por el momento, eso sí, permanecerá en coma durante al menos unos días.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos