El Hospital de Cabueñes, un «laboratorio de pruebas» para avances tecnológicos en la salud

Montserrat López, Iñigo Felgueroso, Rubén Hidalgo, Carmen Moriyón, Miguel Rodríguez y Fernando Couto. / PALOMA UCHA

El Centro Municipal de Empresas y Prodintec ponen en marcha un proyecto piloto que pondrá al servicio de los médicos impresión en 3D, realidad virtual y mejoras de eficiencia en los procesos quirúrgicos

MARCOS MOROGIJÓN.

La Fundación Prodintec y el Centro Municipal de Empresas (Impulsa) firmaron esta mañana un convenio que convertirá al Hospital de Cabueñes, en palabras de su gerente, Miguel Rodríguez, en "un laboratorio de pruebas" dentro de la Milla del Conocimiento para la aplicación de avances tecnológicos en el ámbito de la salud.

Según destacó la alcaldesa, Carmen Moriyón, este contrato-programa "posibilitará que profesionales del Hospital de Cabueñes y expertos de la Fundación PRODINTEC unan la experiencia de la ingeniería con las necesidades médicas, consiguiendo de esta forma elevar el nivel del cuidado de la salud”.

A partir de este proyecto piloto se pretende facilitar el acceso a nuevas tecnologías punteras al personal del centro hospitalario gijonés y la detección de oportunidades de negocio para las empresas radicadas en el Parque Científico y Tecnológico. 

    

El proyecto se estructurará en tres tipos de acciones concretas. En primer lugar, la implementación de tecnologías de impresión 3D en el entorno de la salud en actividades cotidianas del hospital. Desde actividades quirúrgicas hasta procesos formativos, preferentemente con residentes para reproducir los entornos reales de la manera más fidedigna posible, pasando también por la fabricación de prótesis personalizadas y de modelos médicos.

Otra línea de trabajo será la aplicación de tecnologías de realidad virtual en el sector salud centrando los trabajos en la realización de protocolos para formar en la reanimación cardiopulmonar.

Por último, se identificarán los procesos quirúrgicos que son mejorables para optimizar la actividad en los quirófanos y aumentar la eficiencia.  

El proyecto tendrá una duración de 15 meses (hasta el 30 de abril de 2019), aunque el programa nace con vocación de continuidad para ir ampliando la red de agentes a otros centros hospitalarios asturianos y empresas innovadoras en el ámbito de la salud. El presupuesto del proyecto asciende a 47.000 euros.

“En el año 2017 pusimos en marcha un Protocolo de Intenciones con la Gerencia del Área V del Servicio de Salud del Principado de Asturias para establecer y regular una relación de colaboración entre el Hospital Universitario de Cabueñes y la Milla del Conocimiento”, ha destacado Moriyón.

El objetivo de esta colaboración se plasma en un conjunto de actuaciones de investigación, testeo y divulgación que favorezcan los avances en ciencia e investigación, y el desarrollo empresarial en el ámbito de la salud.

Dentro del marco del protocolo se establece la participación y colaboración del Hospital Universitario de Cabueñes en aquellas actividades y proyectos que combinen la ingeniería biomédica y los servicios sanitarios, con el fin de afrontar retos asociados al municipio a partir de la unión de la experiencia de la ingeniería con las necesidades médicas, consiguiendo de esta forma elevar el nivel del cuidado de la salud.

El proyecto que se ha presentado hoy “constituye una de las actuaciones comprometidas con el Área V y una experiencia piloto en torno a la salud avanzada, donde participarán profesionales del Hospital de Cabueñes y expertos de la Fundación PRODINTEC. De esta forma se posibilitará la transferencia de conocimiento y el uso de nuevos avances I+D+i en el ámbito de la salud avanzada, de biotecnología y de la fabricación aditiva”, ha explicado.

A partir de esta experiencia piloto, “esperamos surjan nuevos proyectos que supongan avances en el ámbito de la salud con la colaboración de los agentes de la Milla del Conocimiento y con el foco puesto en los retos que como municipio la sociedad nos pone, atendiendo no solo a lo que somos capaces de hacer, sino a las soluciones que somos capaces de aportar”, ha señalado.

Para este fin durante el año 2017 se puso en marcha el Movimiento Equilibria, un proyecto diseñado para establecer relaciones entre la ciencia, la salud, el deporte y la alimentación.

Moriyón ha explicado que “durante el año 2018 se desarrollarán las obras de ampliación del Edificio Impulsa que dará cobijo a la ‘Incubadora Equilibria’, un lugar físico en el que será permanente la conexión entre estos dos mundos: el de las capacidades, empresas de biotecnología, y el de las necesidades, profesionales del Hospital de Cabueñes. Necesitamos trabajar en una sociedad que entienda la ciencia y una ciencia que entienda la sociedad. Con el diseño de estas actuaciones la pretensión es tener alguna certeza a través de la experiencia, en este cometido”.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos