El hospital gijonés registró 1.567 nacimientos en 2017

Fernando Blanco y Maite Díaz, a la derecha, fueron los primeros en inscribir a su hijo en el Registro Civil de Cabueñes. / JOAQUÍN PAÑEDA
Fernando Blanco y Maite Díaz, a la derecha, fueron los primeros en inscribir a su hijo en el Registro Civil de Cabueñes. / JOAQUÍN PAÑEDA

Los datos de diez años atrás muestran que la crisis demográfica se acentúa: 683 bebés menos que en 2007

Ó. PANDIELLO GIJÓN.

El Hospital de Cabueñes registró durante el año pasado 1.567 nacimientos, una cifra que sigue apuntando a la baja si se compara con los datos de pasados años. Desde principios de siglo, las cifras han oscilado entre los 1.700 y los 2.100 nacimientos, con una tendencia al alza desde 2002 a 2009 y con un tendencia a la baja desde ese mismo año hasta hoy.

Para comprobar la magnitud de la crisis demográfica que sufre la región, solo hace falta comparar los datos de 2017 con las cifras resultantes de otros años. En 2007 nacieron en Cabueñes 2.250 bebés, 683 más que en el año que acaba de finalizar. Coincidiendo con el estallido de la crisis, sin embargo, el número de nacimientos registrados en Cabueñes ha ido descendiendo paulatinamente: en 2009 se pasó de los 2.356 partos que se habían contabilizado en 2008 a 2.285. Lo mismo ocurrió luego en 2010, con 2.204 alumbramientos o en 2011, con 2.113. Comparándolo con datos más cercanos, en 2015 nacieron en el hospital gijonés 1.662 partos.

Las preocupantes cifras, por tanto, siguen acercándose a una de las más bajas registradas en la ciudad. Así, en 1994 se dieron solamente 1.518 nacimientos, apenas 49 menos que en 2017. El progresivo envejecimiento de la población y la emigración juvenil, entre otros factores, sigue lastrando el desarrollo demográfico de la ciudad.

Inscripciones

Una de las recientes novedades introducidas por el hospital gijonés coincidió con los primeros compases de 2016, poco después de que lo hiciera el HUCA. Desde esas fechas, es posible inscribir directamente al bebé en el registro civil desde las instalaciones hospitalarias y así evitar desplazamientos. Así, a día de hoy solo es necesario aportar el certificado médico de nacimiento que otorga el propio hospital y el DNI o pasaporte de ambos progenitores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos