Huerces urge una solución a la falta de saneamiento en Santa Cecilia

Santa Cecilia, en Huerces, lleva meses afectado por la falta de saneamiento.
Santa Cecilia, en Huerces, lleva meses afectado por la falta de saneamiento. / JOAQUÍN PAÑEDA

Las obras iniciadas por el Ayuntamiento hace meses quedaron paralizadas por la oposición de un vecino. «Hay malos olores y filtraciones», denuncian

ÓSCAR PANDIELLO GIJÓN.

Unas obras «desatendidas» desde hace meses. Así aseguran los vecinos de Huerces que se encuentra el saneamiento impulsado por el Ayuntamiento en la parroquia hace más de un año. Según relata Mario Cabeza, presidente de la asociación de vecinos La Atalaya, el proceso «lleva ya muchos meses sin ser atendido y no somos capaces de sacarlo adelante». Las tres primeras fases en las que se había dividido el proyecto, explica, se completaron sin contratiempos, dialogando con los vecinos y pidiendo los permisos pertinentes para actuar en las fincas. La última se tuvo que segregar «porque uno de los vecinos no dejaba actuar en su terreno», un problema que afectaba a todos los vecinos de Santa Cecilia.

Ante esta situación, Cabeza entabló contactos con la anterior directiva de la Empresa Municipal de Aguas (EMA) para «intentar tramitar un expediente de expropiación». Con el cambio de mando en la EMA, sin embargo, el diálogo no ha sido tan fluido. «Las obras en la zona de Villaverde se terminaron hace diez meses, pero en Santa Cecilia siguen en la misma situación. Es una pena que la cosa quede así porque hay varios vecinos afectados», subraya. Aunque muchas de las nuevas viviendas cuenten ya con fosa séptica, las más antiguas mantienen pozos negros, por lo que los residuos generados en las casas «se filtran a terrenos adyacentes y causan malos olores».

En Santa Cecilia, asimismo, se encuentra una fuente-lavadero que, desde hace años, está abandonada. «No tenemos ninguna en la parroquia y ésta cada vez está peor. En Granda o Lavandera están haciendo esfuerzos por rehabilitarlas y a nosotros nos gustaría tener la oportunidad», destaca Cabeza. El sitio, añade, es bastante transitado por senderistas y vecinos, por lo que su arreglo sería de provecho para todos los gijoneses. «También pedimos que la finca municipal situada en Villaverde, de unos 600 metros cuadrados, se arregle un poco ya que lleva meses sin mantenimiento y el estado de la maleza es ya salvaje», concluye Cabeza.

Temas

Gijón

Fotos

Vídeos