«El paisaje del trayecto es impresionante»

Julio Alberto Cendón presentó de su obra en el Museo del Ferrocarril.
Julio Alberto Cendón presentó de su obra en el Museo del Ferrocarril. / PALOMA UCHA

Julio Alberto Cendón presentó 'De Gijón a León en 342 imágenes', donde refleja el trazado ferroviario desde 1979

M. MENÉNDEZ GIJÓN.

Su afición a la montaña y a los ferrocarriles le llevó a mezclarlas y en 1979 comenzó a hacer fotografías de una de las líneas ferroviarias más emblemáticas, como es la León-Gijón. Julio Alberto Cendón, natural de La Bañeza, presentó ayer, en el Museo del Ferrocarril, su libro 'De León a Gijón en 342 imágenes', con el que el lector puede no solo contemplar los diferentes paisajes por los que transita la vía sino admirar la evolución de los ferrocarriles que en las últimas cuatro décadas conectaron Asturias con la Meseta.

«Todas las fotografías, menos un 10%, son mías. Me faltaban imágenes de la década de 1990 porque se me quemó el archivo, así que algunas personas me prestaron unas 30», explicó Cendón. El libro tiene 342 imágenes porque está concebido como un viaje de ida y vuelta entre León y Gijón, por lo que hay tantas imágenes como kilómetros y «al menos hay una de cada kilómetro», explica.

El autor reconoce que, «por lo general, a la gente le gustan más las fotos históricas, pero el libro también es atractivo porque se enseña todo el trayecto, con zonas muy singulares». Resaltó en especial el paisaje por el que transita la vía, que, asegura, es «impresionante, con representaciones de bosque atlántico. Hay zonas que son prácticamente vírgenes, en las que el bosque se adueña del paisaje. Pero también se pueden comparar las imágenes de hace años con las actuales y se ve cómo la vegetación ha variado mucho. Fotos que hice en 1980 ahora son imposibles, porque no se puede llegar al mismo lugar debido a la vegetación».

Omnibús a Gijón, en la estación de León, en 1979.
Omnibús a Gijón, en la estación de León, en 1979. / J. A. Cendón

También destacó las construcciones singulares, como las estaciones de Pajares, Campomanes o La Cobertoria y el depósito de Ujo, «instalaciones que deberían ponerse en valor».

La rampa de Pajares

Cendón cree que la rampa de Pajares se acabará cerrando cuando se ponga en marcha la variante ferroviaria y apuesta por «intentar mantenerla como atractivo paisajístico y turístico». No en vano, forma parte de la Plataforma para la preservación del puerto ferroviario de Pajares. Teme no obstante que será difícil pues «mantenerla resulta costoso».

En la presentación, mostró algunas de las imágenes descartadas para el libro y también proyectó un vídeo sobre el trabajo realizado. Todo un atractivo para los aficionados al mundo del ferrocarril, que en Asturias son muchos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos