«Nada impone tanto como interpretar tonada para el público de la plaza Mayor»

Isaac Sierra, en Cangas de Onís.

Isaac Sierra Ganador en la categoría de voces masculinas absolutas | El cantante parragués ha estado «más nervioso que nunca» durante sus actuaciones en el XXXVII Concurso de Canción Asturiana

LORETO BARBÓN GIJÓN.

Isaac Sierra (Viriu-Parres, 1983) es ganadero y un apasionado de la canción asturiana. Una banda sonora reflejo de su infancia, de la que sus padres y abuelos dejaron un legado que él convirtió en afición. Su interés por la tonada ha sido fundamental para conseguir el primer puesto en la categoría de voces masculinas absolutas del XXXVII Concurso de Canción Asturiana, organizado por EL COMERCIO.

-Esta fue la primera vez que participó en el concurso de Gijón.

-Llevo unos cinco años yendo a prácticamente cada evento que se organiza sobre canción asturiana. Pero nunca había participado en el concurso de Gijón porque es algo muy importante y quería estar bien preparado. Siempre hay nervios, pero nada impone tanto como pisar el escenario de Gijón y cantar tonada para el público de la plaza Mayor.

«Tengo un registro de barítono con cualidades de tenor para alcanzar las notas más altas»

-Sus compañeros dicen que los de Gijón son oyentes muy fieles.

-Así es. Me llama mucho la atención porque, aunque es cierto que el público de la tonada es muy entregado, el de Gijón es increíble. Además de estar muy atento durante la interpretación también es muy respetuoso con el cantante y aplaude con ganas cuando les gusta. Por eso este escenario impone tanto, no solo porque es muy alto, sino por toda la gente que te escucha. He estado más nervioso que nunca.

-¿Cuándo empezó a interesarse por la tonada?

-La afición me llegó de pequeño, pues mis padres y mis abuelos cantaban en casa. No a nivel profesional, pero sí lo hacían muy bien porque les gustaba. Los escuchaba cantar y me ponían cintas de tonada. Creo que en ese sentido lo tuve más fácil que algunos de mis compañeros, pues yo crecí con la canción asturiana como algo cotidiano en mi casa. Me empecé a interesar después, poco a poco, cuando conocí al que hoy en día es mi maestro: Narciso Fernández, experto en tonada.

-¿Es necesario recibir clases para cantar tonada?

-Creo que es lo más recomendable, porque la canción asturiana tiene mucha historia detrás y, si la conoces, te ayuda a la hora de interpretarla. El interés es un factor importante si quieres cantar bien una tonada. Es muy importante no dejar de aprender sobre esta música y reinventarse día a día.

-¿Cuál diría que es su punto fuerte respecto a otros cantantes?

-Tengo un registro de barítono con cualidades de tenor, es decir, mi voz es grave pero flexible para alcanzar las notas más altas. Esto es una ventaja y una desventaja porque el repertorio de canciones al que me enfrento tiene unos giros muy complicados. Suelo interpretar temas como 'Arrea carreteru', 'A la salida del Sella' o 'Xatiquinos'. Canciones muy difíciles de interpretar, con muchos altibajos a nivel melódico, pero que encantan al público.

Fotos

Vídeos