La explosión de un coche en un desguace de Gijón, origen de un incendio que durará días

incendio-en-un-desguace-gijon
J. SIMAL

El fuego se agravó por la falta de agua en los hidrantes de la empresa

OLAYA SUÁREZGIJÓN.

Eran las cinco de la tarde cuando una chispa procedente de la batería de un coche desencadenaba un espectacular incendio que obligaba una hora después a activar el Plan Territorial de Protección Civil del Principado (Platerpa) en fase de alerta debido a la densa columna de humo que cubrió el cielo del concejo de Gijón. Las llamas arrasaron unos 3.000 metros cuadrados de la empresa Desguaces Riestra, en la parroquia de San Andrés de los Tacones, junto a la autopista ‘Y’ y la factoría de Arcelor Mittal de Veriña.

La extinción del fuego, que no provocó daños personales, se complicó debido a un fallo en los suministros de hidrantes del recinto de la empresa, un extremo que será investigado por la Guardia Civil una vez que se dé por sofocado el aparatoso incendio que a última hora de ayer aún seguía activo. En la complicada intervención participaron numerosos efectivos del parque de bomberos del Ayuntamiento de Gijón, de Bomberos de Asturias y el servicio de extinción de la empresa Arcelor Mittal.

Los técnicos de la Empresa Municipal de Aguas (EMA) debieron intervenir de urgencia para habilitar una conexión a una tubería en el perímetro del terreno afectado con la que poder suministrar directamente agua a los bomberos. Durante las tres primeras horas de los trabajos se vieron obligados a abandonar el recinto con los camiones para llenar los depósitos en un hidrante ubicado a unos dos kilómetros del desguace en llamas. A partir de las ocho de la tarde se dispuso de suministro directo de agua al recinto, lo que sirvió para agilizar las labores de extinción.

El concejal de Seguridad Ciudadana, Esteban Aparicio, explicó que «pese a lo aparatoso del humo, no es una situación peligrosa ya que no se han producido víctimas». Asimismo, hizo hincapié en que «se originó en una zona en la que no hay viviendas y se ha podido confinar el fuego con rapidez».

Segundo en un año

Las llamas calcinaron varias toneladas de ruedas, vehículos desguazados y residuos apilados en las instalaciones. Se da la circunstancia de que hace poco más de un año la misma empresa sufrió un incendio, de menor alcance, pero que obligó a los bomberos a trabajar durante horas para controlarlo.

El servicio de extinción consideraba que las labores en Desguaces Riestra se prolongarían a lo largo de la jornada de hoy, pues aunque el fuego sea sofocado habrá que realizar durante horas labores de refrigeración en el resto del material . Los agentes de la Policía Científica de la Comandancia de la Guardia Civil de Gijón serán los encargados de investigar las causas que desencadenaron el fuego, si bien las primeras pesquisas apuntaban a una explosión sufrida por un coche en el momento en el que estaba siendo triturado. El fuego afectó inicialmente a una de las pilas de vehículos y a continuación se extendió por el resto del material apilado.

Más información

Según explicó el Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA), el Plan Territorial de Protección Civil del Principado se activó en fase de seguimiento, previa emergencia, que «se pone en marcha cuando existen informaciones procedentes de los sistemas de previsión que por su evolución desfavorable pudiesen generar emergencias donde tuviesen que aplicarse medidas de protección civil. La fase de alerta puede desembocar en una situación de emergencia, por lo que se pasaría a esa fase, o bien no evolucionar y producir la vuelta a la normalidad». El pasado 10 de diciembre se activó también el plan de emergencias, en esa ocasión por fuerte viento.

Las intensas rachas que azotaron la región durante la tarde desplazaron la densa humareda por todo el concejo. El fuerte olor a quemado se podía apreciar prácticamente en toda la ciudad. La Guardia Civil y los Bomberos daban por controlada la situación a última hora de la tarde, si bien las llamas continuaban.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos