El Ayuntamiento de Gijón rechazó en 2015 tramitar la autorización ambiental de Riestra

Instalaciones de Desguaces Riestra, en San Andrés de los Tacones, tras el siniestro.
Instalaciones de Desguaces Riestra, en San Andrés de los Tacones, tras el siniestro. / DANIEL MORA

Advirtió al Principado de que el uso de la parcela para desguace chocaba con el plan urbanístico de la ZALIA, que se modificó tras el incendio de enero

MARCOS MORO GIJÓN.

Desguaces Riestra, la empresa en la que se produjo un gran incendio el pasado 4 de enero, estuvo en situación de irregularidad urbanística más de dos años. El concejal de Xixón Sí Puede David Alonso desveló ayer que el Ayuntamiento emitió en octubre de 2015 «un informe desfavorable» a la instalación de la planta de tratamiento de residuos automovilísticos en San Andrés de los Tacones.

Según explicó Alonso, el servicio de licencias municipal remitió en esa fecha al Principado un oficio en el que exponía los motivos por los que no era posible tramitar la Autorización Ambiental Integrada (AAI) solicitada por la empresa. Desde el Consistorio gijonés se justificó el informe negativo en el hecho de que el uso pretendido en la parcela de San Andrés era «disconforme con la ordenación urbanística». En concreto, que chocaba con el uso de área logística e industrial y de servicios en ese ámbito del municipio y que la única forma de regularizar esta anomalía, para dar cabida a la planta, era modificar el plan especial de la ZALIA redactado por la propia Administración regional.

La cosa no quedó ahí porque, según puso de relieve el edil, la incompatibilidad urbanística de la instalación de Desguaces Riestra no quedó subsanada hasta el pasado 19 de enero, solo quince días después de declararse el incendio en la planta, con la publicación en el Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA) de la aprobación definitiva de la modificación cualificada del plan especial de la ZALIA.

La empresa, pese a tener contrato de suministro, no consumió ni un solo litro de agua de la EMA

Alonso criticó que durante más de dos años el Principado mantuvo abierto el expediente sobre Desguaces Riestra sin dar una resolución. «Dejó durante todo este tiempo en el limbo la concesión de la Autorización Ambiental Integrada, que ahora requiere de un nuevo informe favorable desde el Ayuntamiento», explicó. «La ley sin embargo es clara y no admite interpretación alguna. En ella se recoge que si el informe municipal es negativo la comunidad autónoma no puede dejar el asunto pendiente de forma ilimitada. Tiene que dar una resolución motivada archivando el expediente», abundó.

«Aquí está el error, la trampa o como lo quiera llamar el Principado en lo que le atañe, ya que a pesar de que el informe municipal era desfavorable el expediente se mantuvo abierto durante dos años sin adoptar ningún tipo de medida cautelar», denunció.

El edil de Xixón Sí Puede aprovechó además la existencia de este informe urbanístico desfavorable del Ayuntamiento para cuestionar a Esteban Aparicio, concejal responsable de Seguridad Ciudadana. Aparicio, preguntado por la situación de Desguaces Riestra en el Pleno del pasado enero, sostuvo que «todos los informes fueron favorables» para la instalación de la planta siniestrada.

«El señor Aparicio miente», recriminó Alonso. «Cuando el concejal se escudó en que la situación del desguace era competencia del Principado tenía que haber dicho que para conceder la Autorización Ambiental Integrada el Ayuntamiento debía emitir este informe y que el mismo fue negativo. Desde la competencia del Ayuntamiento, con buen criterio, no era posible tramitar dicha autorización», remarcó.

Pregunta sobre los hidrantes

Por otra parte, apuntó que a través de un informe del servicio de Medio Ambiente ha podido verificar que el desguace, pese a tener contrato de suministro con la Empresa Municipal de Aguas (EMA), desde su instalación «no ha consumido un solo litro de agua procedente de la compañía». Alonso llamó la atención sobre lo «extraño» de esta situación, ya que a la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) tampoco le consta que la empresa tenga un aparato de captación de agua como afirmó Aparicio.

Por último, el edil anunció asimismo que ha pedido a la Consejería de Industria y Turismo información sobre los hidrantes de la empresa, que aún no se ha proporcionado. El motivo es que al ser datos que afectan a terceros, el Principado debe dar un plazo de 15 días para presentar alegaciones por parte de Desguaces Riestra.

El concejal se preguntó si, estando la empresa en esta situación y con todos los interrogantes que han surgido a raíz del incendio de sus instalaciones, la ciudadanía puede estar tranquila. «Por nuestra parte tanto en el Parlamento asturiano como en el Ayuntamiento de Gijón vamos a seguir investigando y trabajando para que las cosas se hagan bien», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos