El PP incluye en sus peticiones para apoyar el presupuesto «no municipalizar servicios»

I. V. GIJÓN.

Dentro de la segunda ronda de negociación de los presupuestos de 2018, la concejala de Hacienda, Ana Braña, se reunió ayer con el PP, que puso sobre la mesa «una propuesta marco» con 28 puntos. «En función de cómo responda el gobierno, seguiremos dando pasos para apoyarles o no», apuntó el edil Pablo González.

Un primer grupo de medidas guardan relación con la estructura municipal, que según el PP necesita «un cambio de rumbo». Los populares reclaman el compromiso de que «no se municipalizarán nuevos servicios» y que en 2018 se presente un proyecto para integrar la Empresa Municipal de Vivienda dentro de la Fundación de Servicios Sociales. Piden también centralizar en «dos o tres oficinas» la gestión de subvenciones, que hoy se hace «desde 27 servicios diferentes», y crear un servicio de Protección Civil «profesionalizado».

En lo que respecta a obras, consideran una prioridad «ineludible» la reforma de la avenida de Pablo Iglesias y la separación del carril-bici de las aceras de Rodríguez San Pedro y Torcuato Fernández Miranda. Reclaman más fondos para reformas y mantenimiento de vías públicas, parques, zonas verdes y colegios, la modernización del Palacio de Deportes, un plan de renovación de los centros municipales integrados, partidas para rehabilitar inmuebles históricos, un plan de choque para los mercados del Sur y La Camocha y una escuela de 0 a 3 años en el entorno del Parque Científico, no necesariamente pública.

Y pide suprimir las ayudas a la Semana Negra hasta que el Ayuntamiento recupere la marca del festival, renunciar a más convocatorias de la renta social y aumentar las ayudas de emergencia y la subvención a la Fundación Princesa de Asturias.

Temas

Gijón

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos