Indemnizan a un 'skater' que sufrió una caída por una alcantarilla defectuosa

Indemnizan a un 'skater' que sufrió una caída por una alcantarilla defectuosa

El juzgado impone al Ayuntamiento el pago de 1.181 euros al perjudicado, estudiante de flauta en el Conservatorio, que se lesionó en un brazo

OLAYA SUÁREZ GIJÓN.

El Ayuntamiento deberá indemnizar con 1.181 euros a un joven que sufrió una caída cuando circulaba en monopatín por la avenida de Torcuato Fernández Miranda, a la altura del parador Molino Viejo. Según quedó acreditado durante el procedimiento judicial iniciado por el perjudicado, el accidente «tuvo su causa en la incorrecta y defectuosa colocación de una tapa de alcantarilla que estaba suelta, mal encajada, y que cedió en el momento en el que pasó por el encima».

El monopatín quedó encajado en el registro, haciendo que el joven cayese. Sufrió policontusiones y un fuerte impacto en el brazo derecho, que le imposibilitó durante varias semanas que desarrollara con normalidad su actividad como estudiante de flauta travesera en el Conservatorio Superior de Música de La Coruña, debido «a los movimientos y posturas que requiere el instrumento objeto de estudio».

El afectado reclamó inicialmente al Ayuntamiento de Gijón -como responsable del mantenimiento viario- un total de 5.832 euros por los 20 días impeditivos y los 60 no impeditivos, a lo que se sumó el día que permaneció ingresado en el Hospital de Cabueñes. La administración local desestimó el recurso presentado al considerar que no existía desperfecto alguno en el registro del alcantarillado.

En el informe del servicio técnico indican que «no ha sido necesaria la intervención del personal destinado al mantenimiento y conservación de la infraestructura viaria, ya que en la inspección posterior a la caída la tapa se encuentra colocada en su sitio y está en perfectas condiciones de uso y mantenimiento».

El contenido del escrito no coincide con la declaración de una testigo, quien manifestó que «la caída se produjo a consecuencia de que la tapa del registro estaba suelta. Indicó que cuando cayó vio que el aro estaba suelto y al día siguiente estaba fijado con cemento». En ese mismo sentido se pronunció una agente de la Policía Local que se personó en el lugar tras el accidente. Durante la vista oral explicó que «creía que la tapa sí estaba suelta». En el fallo del juzgado de lo Contencioso se recoge que «aún cuando no existe prueba dotada de la necesaria certeza sobre si la caída se produce al pisar el actor la tapa del registro se encontraba desplazada, ambos casos conducen a declarar la responsabilidad administrativa. En la declaración de los agentes intervinientes se constata que la tapa de registro se movía y que el marco de dicha tapa no estaba debidamente sellado».

El juez da la razón al 'skater' y reconoce su derecho a ser indemnizado, si bien rebaja la cuantía de los 5.832 euros que reclamaba a los 1.181 euros por los 20 días que estuvo impedido para sus estudios en el Conservatorio.

El siniestro tuvo lugar a las 10 de la noche del 2 de febrero de 2015. Los primeros en asistir al accidentado fueron dos viandantes que pasaban por la zona. Comprobaron que el joven se encontraba herido y llamaron al teléfono de emergencias del 112. Fue trasladado en ambulancia al centro hospitalario, donde le realizaron diversas pruebas médicas que descartaron fracturas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos