Un informe aconseja mantener la calificación de uso residencial para el campo de fútbol de Jove

Señala que como el PGO va a ser sometido a otra información pública, ése sería el momento de valorar cambios si lo solicita alguna alegación

M. MORO GIJÓN.

El secretario general del Ayuntamiento, Miguel Ángel de Diego, y la jefa del servicio administrativo de Urbanismo, María Jesús Ferrero, aconsejan mantener la calificación de uso residencial para el campo de fútbol de Jove en este momento de la tramitación del Plan General de Ordenación (PGO). Un momento que coincide con la salida a subasta de los terrenos por parte de la Autoridad Portuaria de Gijón por una puja mínima de 756.088 euros.

En respuesta a los grupos municipales de Xixón Sí Puede, PP, IU y Ciudadanos, que solicitaron el pasado 15 de junio un informe sobre la posibilidad legal de cambio en los usos urbanísticos de la finca denominada 'Sur Hospital de Jove', ambos se posicionan a favor de esperar al nuevo trámite de información pública por si surgen entonces alegaciones que pidan variar lo existente. «No resulta conveniente promover de oficio en este momento del procedimiento de revisión del PGO el cambio en la calificación de esos terrenos, máxime teniendo en cuenta que se han hecho públicas las intenciones de alterar esa calificación con la finalidad de rebajar la valoración de los mismos», suscriben De Diego y Ferrero. «Considerando que el documento del PGO va a ser sometido a un nuevo periodo de información pública, si fuera presentada alguna alegación en ese sentido será el momento adecuado para proceder a su valoración».

LO QUE DICE EL INFORME

Mantener el uso
Desaconseja el cambio en la calificación de los terrenos en este momento de la tramitación del PGO para no rebajar su valor en plena subasta.
Segunda exposición pública
Recomienda esperar a ese momento para ver si se presentan alegaciones que pidan ese cambio.
Desviación de poder
Advierte de que se puede incurrir en ese defecto invalidante si hay el cambio.

El informe, al que ha tenido acceso EL COMERCIO, recuerda que con arreglo a la jurisprudencia del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA), la potestad de planeamiento incluye su sustitución, reforma o modificación para adecuarlo a las exigencias del interés público que demandan los cambios y la propia evolución de la ciudad, incluso por el mero paso del tiempo. No obstante, remarca que el ejercicio del 'ius variandi' tiene límite y esa discrecionalidad no puede convertirse en arbitrariedad. En ese sentido, defiende que «el cambio de calificación en el uso del suelo que afecta a un terreno que no es propiedad municipal, como es el caso, debe hacerse de forma motivada para no incurrir en una desviación de poder». Un defecto invalidante del PGO.

Los terrenos donde se encuentra el campo de fútbol de Jove que utilizaba el Club Puerto de Gijón figuran en el último Plan Rañada de 1999, el vigente hoy en día tras la anulación judicial de los dos posteriores, como equipamiento educativo.

En el documento de aprobación inicial del PGO de 2011 ('Plan Sanjurjo') se clasificaron como suelo urbano y con tres calificaciones: equipamiento deportivo privado (13.326 metros cuadrados), vivienda colectiva en bloque abierto (2.338 metros cuadrados) y vía pública en el resto. En octubre de 2010, durante la información pública de ese PGO, el Puerto gijonés presentó una alegación que fue estimada parcialmente clasificando el área como suelo urbano no consolidado y uso residencial con un aprovechamiento del 0,76% y una reserva para equipamientos dotacionales de 1/3 de la edificabilidad. En la revisión del PGO aprobada inicialmente en febrero de 2016 la ficha fue calcada tal cual del Plan anulado de 2011 y durante el primer periodo de información no se alegó al respecto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos