El informe de liquidación del último presupuesto de Gijón recoge un superávit de 11,4 millones

El informe de liquidación del último presupuesto de Gijón recoge un superávit de 11,4 millones

El remanente de Tesorería para gastos generales asciende a 23,4 millones y el importe de la deuda viva se sitúa en 130,8

Marcos Moro
MARCOS MOROGijón

El informe del liquidación del presupuesto del Ayuntamiento de Gijón de 2017 recoge un resultado positivo (superávit) de 11.429.931 euros. El proyecto de cuentas aprobado partió de una cifra inicial de 227.382.510 euros que fue aumentando hasta quedar cerrada en 302.634.249 euros, fruto de distintas modificaciones presupuestarias durante el ejercicio.

La concejalía de Hacienda destacó ayer, a la luz de este informe, que se manejaron cerca de siete millones y medio más que en 2016, alcanzando una mayor nivel de ejecución global (81,82% frente a 80,88% en 2016) y un 92,1% en lo que respecta al gasto corriente. En términos absolutos, el incremento de obligaciones en 2017 con relación a 2016 fue de 19.814.531 euros.

Respecto al ahorro neto, el resultado es igualmente positivo. Se cierra con un importe de 12.646.562 euros gracias a un incremento de ingresos corrientes por encima de gasto corriente y a la reducción de carga financiera anual por reducción del endeudamiento. El departamento que encabeza la edil Ana Braña resaltó que este ahorro neto positivo permitirá al Ayuntamiento acometer la contratación de nuevos préstamos sin riesgos.

El nivel de ejecución global de las cuentas es del 82%, elevándose al 92% en gasto corriente

El resultado de la amortización de deuda bancaria -las obligaciones con ZALIA y Gijón al Norte y el nuevo préstamo suscrito en 2017- arroja un resultado de deuda viva a 31 de diciembre de 130.873.883 euros. Una cuantía que se sitúa 26.360.941 euros por debajo del ejercicio presupuestario anterior.

El total de remanente líquido de Tesorería para gastos generales a 31 de diciembre de 2017 asciende a 23.437.681 euros frente a los 38.934.579 de 2016. Un dinero que el Ayuntamiento destinará a inversiones financieramente sostenibles procedentes de 2017 con obligaciones pendientes, así como las inversiones financiadas con remanente líquido de Tesorería libre.

La concejalía de Hacienda puso en valor el superávit de 11,4 millones conseguido para remarcar que en 2017 «los recursos obtenidos durante el ejercicio han permitido la financiación de todos los gastos realizados».

Críticas de la oposición

Desde el PSOE, la concejala Marina Pineda criticó ayer que el informe de Intervención sobre la liquidación del presupuesto de 2017 confirma la tendencia del gobierno de Foro en estos últimos años, «caracterizada por una elevada inejecución presupuestaria». «Con la información aportada no hay un solo dato sobre las previsiones del gobierno local para reequilibrar las cuentas municipales y cumplir, por tanto, con la norma de estabilidad», afeó.

El concejal del PP Pablo González incidió en la baja ejecución de las inversiones, a su juicio «de vergüenza» por situarse en torno al 40,6%. También destacó que los datos demuestran que «hay margen, en torno a 10 millones de euros, para bajar impuestos a los gijoneses, porque está sobrando dinero».

«Se confirma lo que veníamos diciendo. Hay que hablar de los ingresos de este Ayuntamiento», remarcó la edil de IU Ana Castaño, quien criticó que la ejecución sea solo un punto superior a la de 2016 cuando hubo prórroga presupuestaria como ahora.Por su parte, el portavoz de C's, José Carlos Fernández Sarasola, lamentó que «la inversión ha estado prácticamente paralizada durante el año pasado en la ciudad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos