Íñigo de la Serna: «La situación de la autopista del mar no es fácil de resolver»

A finales de mes se celebrará una reunión con el consejero y la alcaldesa «para explicar el trabajo que hemos hecho y la situación real»

M. MENÉNDEZ GIJÓN.

No parece que esté clara una pronta solución a la suspensión del servicio de autopista del mar entre Gijón y Nantes-Saint Nazaire. Al menos, eso se desprende de las declaraciones efectuadas ayer por el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, quien reconoció que «la situación de la autopista del mar no es fácil de resolver».

Recordó que se ha hecho un estudio para encontrar navieras que estuvieran interesadas en reactivar la línea, pero el hecho de que apuntara que no sería posible llegar con un proyecto a la próxima convocatoria de las ayudas europeas de los Fondos CEF, cuyo plazo termina el 14 de julio, hace pensar que no hay muy buenas expectativas. Es más, De la Serna apuntó que «hay otra convocatoria en el mes de noviembre».

Así, explicó que ese tipo de ayudas están destinadas a aquellos proyectos que utilizan combustibles alternativos, como los buques de gas natural licuado, pero dejó abierta la puerta a que, en el caso de que se pueda reanudar la línea, sea con otro tipo de buques. El ministro indicó que «lo que más preocupa es que surja la iniciativa privada, porque la línea puede ser rentable sin subvenciones. Además, daría un empujón importante al puerto. Para finales de mes, Puertos del Estado ha convocado una reunión con Fomento, el Principado, el Ayuntamiento y el puerto para explicar el trabajo que hemos hecho y cuál es la situación real. Todos tenemos que arrimar el hombro para identificar a las compañías que puedan prestar este servicio», aseveró.

Esa reunión en principio está convocada para el próximo 26 de julio y será entonces cuando se vean qué perspectivas tiene el proyecto.

Fotos

Vídeos