«Innovamos tanto que ya somos Los Tardones 2.0»

«Innovamos tanto que ya somos Los Tardones 2.0»

Celebrarán sus veinte años como charanga con un espectáculo reivindicativo y disfraces con los que estarán «irreconocibles»

LAURA CASTRO GIJÓN.

Aprovechando que celebran sus primeros veinte años, la charanga Los Tardones ha decidido innovar. «Tanto, que ya somos Los Tardones 2.0», dice su vicepresidente Diego González Pérez. Asegura que la idea provino de los nuevos miembros de la charanga, doce más respecto al año pasado, de los cuales más de la mitad tienen de catorce a dieciocho años.

El relevo generacional que ha vivido este último año la agrupación de Los Tardones les ha animado a dejar volar su imaginación para «sorprender» a quienes vean su espectáculo. Empezando por el disfraz, con el que estarán «irreconocibles». De hecho, González Pérez asegura que «no servirá de nada buscar a algún miembro de la charanga de manera individual, pues no lo encontrarán». Junto a la novedosa puesta en escena, «unas letras magníficas» y un espectáculo compuesto por mucho baile e incluso, algún que otro salto. «El objetivo de este año es mejorar y, al igual que el resto de charangas, lograr el mejor puesto posible en el concurso», indica el vicepresidente de esta agrupación. Y van a por todas con su 'innovación 2.0', pero también con algunas viejas costumbres. La primera y la más importante, están convencidos de que volverán a hacer honor a su nombre. «Todos los años llegamos al último mes apurados. Es más, el día del concurso, aunque quedamos siempre dos horas antes, cruzamos el paseo de Begoña hasta el Jovellanos corriendo con la lengua fuera», confiesa Pérez González. Todavía recuerda entre risas cómo hace siete años tuvieron que adelantar la actuación de la charanga que les sucedía porque no llegaron a tiempo. «¡Eso sí que fue épico!», evoca.

No sucedió así, en cambio, cuando comenzaron a diseñar los carnavales de este año. «Hicimos los primeros trabajos con la música en mayo y teníamos pensados ya los disfraces desde los últimos días del antroxu anterior», señala Pérez González, pero aun así «todavía quedan cosas por hacer».

Tampoco cambiarán, en líneas generales, la temática de su espectáculo. Vuelven a apostar por un mensaje satírico y reivindicativo, con el que apretarán las tuercas a más de un político y personaje relevante. Se les da bien lo de dar caña, aunque «sin ofender mucho al personal». Incluirán, asimismo, un mensaje en defensa del medio ambiente con una importante referencia al cambio climático y también recordarán en una emotiva frase a Germán Fernández, el joven de 25 años que recibió una brutal paliza a las puertas de un bar en Fomento durante la madrugada del 14 de julio. «Queríamos tener un detalle con él y la actuación es un buen momento», indica el vicepresidente.

Los nervios para los nuevos

Diego González lleva más de diez años formando parte de Los Tardones y a la hora de subirse al escenario del Jovellanos es una clara ventaja. «Ya ni me acuerdo casi de la gente, subo siempre haciendo el payaso y pasándomelo bien desde el principio», comenta.

No es tan fácil, sin embargo, para los nuevos integrantes. «Llevan un mes cardíacos porque quieren estrenar el instrumento antes de tiempo», señala entre risas el vicepresidente. Los veteranos pican a los jóvenes para aumentar «su gusanillo», pues luego sus caras cuando se suben al escenario y deleitan a la gente por la calle con sus actuaciones «no tienen precio».

Temas

Gijón

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos