El inversor que compró el Urquijo ultima la adquisición del edificio de Telefónica

Central histórica de la plaza del Carmen, que será vendida para su arrendamiento por parte de Telefónica. / JOAQUÍN PAÑEDA
Central histórica de la plaza del Carmen, que será vendida para su arrendamiento por parte de Telefónica. / JOAQUÍN PAÑEDA

Pagará 12 millones por la central de la plaza del Carmen, pero deberá alquilársela un mínimo de siete años a la compañía antes de cambiarle el uso

MARCOS MORO GIJÓN.

El grupo inversor que recientemente compró la sede histórica del Banco Urquijo en Gijón está ahora a punto de cerrar otra suculenta adquisición. Se trata del codiciado edificio de Telefónica en la plaza del Carmen esquina con Corrida. Según ha podido confirmar EL COMERCIO, las negociaciones entre los inversores y la multinacional de telecomunicaciones están muy avanzadas y podrían cristalizar en breve.

La transformación de la histórica central de cable gijonesa para nuevos usos tardará varios años en visualizarse, ya que la transacción, que se cerrará en el entorno de los 12 millones de euros, se hará por la fórmula conocida como 'sale & lease back'. Un término anglosajón que significa vender para permanecer. Esto es, Telefónica venderá su activo en pleno centro de la ciudad para poder alquilárselo a continuación al nuevo propietario de forma que pueda garantizar el uso de sus equipos y el seguir dando servicio a los 3.000 hogares que siguen enganchados a la red tradicional de cobre.

El contrato que se firmará estipula que el Grupo Telefónica permanecerá como arrendatario de la totalidad del inmueble con posibilidad de subarriendo y de cesión solo a empresas de la propia compañía. El plazo de permanencia será de siete años obligatorios para ambas partes con prórrogas posteriores anuales hasta un máximo de cinco (potestativas para el Grupo Telefónica, obligatorias para el comprador).

Más información

El nuevo propietario recibirá una renta anual de 600.000 euros (el 5% del valor de venta), por lo que en los primeros siete años de ocupación obligatoria recuperará la tercera parte de la inversión. Dicha renta se revisará anualmente con el IPC. Se formalizará asimismo un segundo contrato de arrendamiento para la infraestructura de la estación base (antena de telefonía móvil en la cubierta) por un plazo de diez años con prórrogas de 10+5 años (potestativas para el arrendatario, obligatorias para el comprador) a razón de 6.000 euros anuales.

Telefónica se hará cargo de todos los gastos del inmueble excepto seguro del continente y mantenimiento de cimentación, estructura, fachada, estanqueidad, IBI e ITE, que correrán por cuenta del nuevo grupo propietario, que sabe que adquiere una joya que solo podrá explotar a medio plazo, cuando ésta que quede completamente libre de equipos de telecomunicaciones en sus plantas.

El contrato incluirá una cláusula de recompra para el caso improbable de fuerza mayor por un hipotética transmisión a competidor directo de Telefónica o modificación del régimen regula torio de la operación que ahora se esta ultimando.

El histórico inmueble de la plaza del Carmen, de 1932, cuyo interior fue visitado por 300 personas durante la pasada Noche Blanca, cuenta con 2.239 metros cuadrados distribuidos en planta baja y tres plantas superiores. En la actualidad, el edificio se encuentra habilitado en parte como oficinas de Telefónica y en parte alberga instalaciones de comunicaciones (central de cobre y líneas digitales). En su dossier de venta Telefónica recomienda el uso comercial total o parcial como el más indicado cuando se retire del edificio por la excepcional ubicación al lado de la 'milla de oro' gijonesa en Corrida, donde se mantienen las rentas comerciales más altas de la ciudad. El gigante de la moda Inditex busca un espacio de estas características con denuedo a raíz de la apertura de Mango en la antigua sede bancaria de Banesto en Corrida, adquirida por 6,2 millones de euros en 2014.

Además, del uso comercial también están permitidos los usos residencial, para oficinas y el hotelero.

Posibilidad de garaje

El nuevo catálogo urbanístico del municipio, que acaba de recibir 108 alegaciones, le otorga a este edificio entre medianeras un nivel de protección ambiental. La ficha detalla que la fachada debe conservarse por ser representativa de los estilos arquitectónicos de la ciudad. Del interior del inmueble en cambio se dice que presenta una calidad y diseño de menor relevancia, por lo que se permite su reestructuración. Además de los cambios en el interior, el catálogo también autoriza a la propiedad a la apertura de puerta de garaje y el rasgado de huecos en planta baja.

El grupo inversor implicado no ha presentado en el Ayuntamiento ningún proyecto concreto pero está estudiando cómo quedan ambos edificios -el Urquijo y la central de cobre de Telefónica- en las revisiones del Plan General de Ordenación (PGO) y el catálogo que se encuentran actualmente en tramitación.

El Grupo Telefónica ha sacado a la vez a la venta, además de la sede de Gijón-Corrida, activos en Madrid (Prosperidad), Barcelona (Villa Olímpica) y Zaragoza (Delicias) con condiciones muy similares. Desde la compañía se destaca que la transformación tecnológica con la extensión de la fibra óptica cada vez hace menos necesaria tanta infraestructura inmobiliaria en las ciudades.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos