Investigan la presencia de un estafador en Porceyo y en Tremañes

O. S. GIJÓN.

Se hace pasar por representante comercial de joyas de oro para estafar a personas, las mayoría de edad avanzada. La Guardia Civil investiga la presencia de un estafador que ha actuado en los últimos días en las parroquias de Porceyo y Tremañes. Podría haber víctimas en otras zonas del concejo de las que las fuerzas de seguridad no tengan constancia.

Al parecer, el individuo utiliza un modus operandi muy similar en todos los casos. Se acerca a ciudadanos y, de forma amable y convincente, les explica que es representante de oro, que dispone de varios artículos y que necesita venderlos a buen precio para evitar que se los decomisen en la frontera de Portugal, donde tiene pensado viajar en los días siguientes.

Les muestra entonces joyas concretas, como por ejemplo una gargantilla que presuntamente tiene un valor de mil euros y se la deja a la víctima en 200 «como chollo». En otra ocasión, enseñó un anillo de 300 euros que ofertaba por 50.

Los investigadores tienen constancia de al menos dos perjudicados, si bien consideran que puede haber más víctimas que no hayan denunciado por tratarse de pequeñas cantidades las estafadas.

El nuevo episodio de estafa tiene lugar apenas un mes después de que la Policía Nacional detuviese a un hombre que consiguió timar a una veintena de comerciantes con diferentes engaños, siendo el más habitual el de la grúa. Se ganaba la confianza de las víctimas haciéndose pasar por un acaudalado empresario y tras más de una hora de conversación se ausentaba del negocio para volver a los cinco minutos diciendo que necesitaba 50 euros para evitar el enganche de la grúa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos