La izquierda pide subir el IBI a los edificios no residenciales más valiosos de Gijón

Nuria Rodríguez (XSP) y Ana Castaño (IU) durante la presentación de sus enmiendas. / E. C.

Alude a los que tengan actividad comercial, hostelera, industrial o de ocio cuyo valor catastral rebase el millón de euros

MARCOS MORO GIJÓN.

Los tres grupos municipales de la izquierda -PSOE, Xixón Sí Puede e IU- han presentado enmiendas a la propuesta de ordenanzas fiscales del gobierno local para establecer por primera vez en Gijón un IBI diferenciado a los edificios cuyo valor catastral supere el millón de euros. El llamado 'IBI para ricos' se aplicaría a inmuebles de uso no residencial. En concreto, lo que plantea la izquierda en bloque es fijar tipos de gravamen incrementados para los usos de ocio y hostelería, comercial, industrial, deportivo, oficinas, almacenes y estacionamientos, entre otros.

Sobre el IBI diferenciado que se pretende empezar a aplicar opera un límite legal. De conformidad con lo establecido en el artículo 72.4 del Texto Refundido de la ley regulador de las Haciendas Locales, los tipos de gravamen diferenciados a que se refiere este apartado solo podrán aplicarse, como máximo, al 10% de los bienes inmuebles del término municipal que para cada uso tengan mayor valor catastral. A tal efecto, la ordenanza fiscal del IBI deberá señalar el correspondiente umbral de valor para todos o cada uno de los usos, a partir de cual serán de aplicación los tipos incrementados. El umbral de valor catastral sería en este caso, igual o superior al millón de euros.

Mientras Xixón Sí Puede e IU defienden en una enmienda conjunta elevar el tipo al 1,10%., los socialistas proponen una subida más moderada del 0,59%.

Las concejalas Nuria Rodríguez (Xixón Sí Puede) y Ana Castaño (IU) explicaron que todos los propietarios de bienes inmuebles de naturaleza urbana de Gijón pagan en la actualidad el 0,45% de IBI, el cual, según remarcaron, «es el más bajo de Asturias». Rodríguez y Castaño abogaron por seguir el ejemplo de otros municipios como Oviedo y Langreo en Asturias; y Madrid, Barcelona y Málaga fuera de la región.

Según su estimación, el IBI diferenciado se aplicaría a grandes establecimientos comerciales, industriales y hoteles, entre otros, cuyo valor catastral pueda ser mayor a los seis millones de euros (al aplicarse solo al 10% de los que superan el millón).

«Necesitamos más ingresos para mantener el nivel de prestación y calidad de los servicios », justificó Castaño sobre esta medida. «Queremos repartir la carga tributaria y subir en última instancia el IBI a los ricos», reconoció Rodríguez.

El 10% de los más caros

Por su parte, la concejala socialista Marina Pineda avanzó que su grupo ha presentado una enmienda a favor del IBI diferenciado para el 10% de inmuebles más caros, pero apela a la prudencia en tanto el equipo de gobierno no informe de cómo sería su repercusión. Los socialistas, muy críticos con el gobierno local, también han presentado enmiendas a los precios del Patronato Deportivo Municipal y el alquiler de espacios en museos municipales para la celebración de eventos privados.

La Comisión de Hacienda volverá a reunirse el 3 de octubre para debatir y votar las enmiendas de todos los grupos a las ordenanzas fiscales como paso previo a su consideración por el Pleno. Los grupos que promueven el tipo de IBI diferenciado han solicitado a la concejala de Hacienda, Ana Braña, que elabore una lista de inmuebles susceptibles de aplicarles los tipos de gravamen incrementado. También le han pedido que calcule las consecuencias económicas de estas modificaciones.

Más

Fotos

Vídeos