Jinetes noveles en el patio de la escuela

Paseo en poni de los alumnos del colegio público de El Llano. / DAMIÁN ARIENZA
Paseo en poni de los alumnos del colegio público de El Llano. / DAMIÁN ARIENZA

El colegio de El Llano cierra sus jornadas culturales con la presencia de varios ponis

Ó. PANDIELLO GIJÓN.

La cara de ilusión de los alumnos del colegio público El Llano les delataba. El último día de las jornadas culturales del centro llegó con sorpresa: un grupo de ponis se había instalado en el patio y los más pequeños pudieron subirse a dar una vuelta aprovechando la mañana de sol. El paseo en poni, que fue para muchos el primero de su vida, sirvió como epílogo de varios días de actividad intensa en el colegio. «Este es el colofón y se les ve felices de la vida. El trabajo, sin embargo, viene de atrás. Este año cada curso ha trabajado una civilización distinta para la jornada de la cultura y el proyecto ha sido muy satisfactorio», destaca Adela de Castro, directora del centro.

De esta forma, desde comienzos de enero, los alumnos han incorporado a las distintas asignaturas el estudio e investigación de varias civilizaciones antiguas: la árabe, griega, egipcia, vikinga, romana, celta, mesopotámica y nativa americana. «Y lo hicieron con una intensidad alucinante, creando sus propias maquetas y volcándose en el aprendizaje. Parece que siempre estamos centrados en completar el currículum académico y la verdad es que salir de la rutina del aula siempre ayuda», añade De Castro. El resultado, tres plantas del colegio repletas momias, escudos pretorianos, jeroglíficos y retratos de sioux.

A la vuelta de las vacaciones de Semana Santa, asimismo, se realizarán varias jornadas de puertas abiertas enfocadas a que los padres del alumnado conozcan de primera mano la actividad docente de los profesores. Este tipo de actividades, según defiende la directora, son muy beneficiosas para que las familias «no se fijen solo en las notas que los niños traen a clase» y se fijen en las técnicas y complicaciones que los docentes se encuentran en su día a día. «Cada día vendrán las familias de un nivel escolar distinto», apunta la directora.

Rutas por la playa

Otro colegio que ayer finalizó sus jornadas internas fue el Montedeva. El II Congreso de Medio Ambiente 'Ecodeva' concluyó dos intensos días de actividades organizando un 'bici bus', esto es, una ruta ciclista que fue recogiendo a alumnos y profesores por sus domicilios con destino al centro escolar. «Se nombraron dos profesores responsables y, a primera hora, fueron recorriendo las calles recogiendo a la gente. Fueron recorridos fáciles y que demuestran las bondades del uso de la bicicleta por ciudad», destaca Eva García, responsable del congreso.

Una de las rutas, con salida desde El Arbeyal, recorrió Moreda, Foro, Gaspar García Laviana y Los Pericones. La otra, con origen en la estatua de Pelayo, discurrió por el paseo del Muro, el puente del Piles, La Guía y las inmediaciones del Grupo Covadonga. «En esta edición del congreso, que es bianual, se trató la movilidad sostenible, por eso intentamos impulsar estas rutas», explica García. En el primer congreso se habló de los residuos urbanos y, para 2020, la temática todavía esta por definir. Durante esta edición, calificada como éxito, más de cien alumnos presentaron sus investigaciones a sus compañeros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos