José Ramón García descarta una candidatura única para el PSOE local

Gladis Vicente, César González, José Ramón García y Marta Menéndez. / AURELIO FLÓREZ
Gladis Vicente, César González, José Ramón García y Marta Menéndez. / AURELIO FLÓREZ

«Hablé con todos, pero no me llamó nadie», asegura al presentar unas propuestas que prevén bicefalia entre partido y grupo municipal

E. C. GIJÓN.

Si a alguien le quedaba alguna duda, el concejal José Ramón García fue ayer tajante al afirmar que descarta una candidatura única a la hora de formar la ejecutiva del PSOE local. Todo apunta a que las negociaciones para la integración de los cuatro precandidatos iniciales concluirá con dos listas, la del propio José Ramón García y la del sanchista Iván Fernández Ardura.

«Hablé con todos, pero a mí no me llamó nadie», dijo ayer García al ser preguntado por la negociación de integraciones. No parece, en todo caso, que hubiera mucho deseo de propiciar un consenso, entre otras cosas porque el concejal socialista ni siquiera cree que sea un objetivo deseable. «No veo la razón para hurtar a la militancia la decisión», señaló.

Para mayor abundamiento, García se mostró crítico o al menos irónico con los precandidatos que aceptaron la integración en la lista de Ardura y dijo que «tendrán que explicar los acuerdos», con lo que sugiere que pudo haber un mercadeo de cargos. En todo caso, si las fusiones demuestran capacidad de diálogo o proyectos poco firmes se podrá ver, a juicio de García y su equipo, tras las votaciones del próximo domingo, cuando el conjunto de militantes decida quién será el nuevo secretario general de los socialistas gijoneses.

Asegura que en Gijón no se da la misma alternativa que en España y la FSA

La previsible dicotomía entre García y Ardura no será, según el concejal, una repetición de esas dos formas de entender el PSOE que ya se dirimió a escala estatal y regional, con la victoria de Pedro Sánchez y Adrián Barbón, respectivamente. Así como Ardura no niega su sintonía con los nuevos mandatarios de la FSA, García huye de las etiquetas. «Yo apoyé a Patxi López y estoy con compañeros de distintas tendencias. Ahora vamos a decidir el futuro de la agrupación socialista de Gijón y hay que esperar el resultado. Ni que decir tiene que confiamos en ganar».

¿Y si no? ¿Formaría el equipo de García una especie de oposición dentro del mismo partido? ¿Apoyarán al nuevo secretario general? La respuesta de José Ramón García indica que seguirá trabajando por los mismos ideales con los que ahora presenta su candidatura: «Nos pondríamos inmediatamente a trabajar para sumar a nuestro proyecto a quienes no lo hubieran apoyado», dijo.

De momento, el joven concejal socialista aspira a convertir su programa en ganador, no en alternativa. Un programa que presentó como «documento abierto al debate», que podría pasar más por una oferta para unas elecciones municipales que por una diferenciación en una confrontación interna, aunque García ya aclaró que el documento requiere aportaciones de militantes con vistas a una «conferencia política» que dentro de un año permita perfilar el programa del PSOE a las elecciones de 2019 en Gijón.

Asuntos como la economía y el desarrollo; la ordenación del territorio (léase PGO), movilidad y medio ambiente; una cohesión social que no se base sólo en lo asistencial, y la promoción de la participación ciudadana son algunos de los temas abordados en un documento de 18 páginas, carátulas aparte, que concluye que «tenemos que articular una organización más participativa. Suprimir la distancia entre los órganos de dirección y las bases, y reducir la distancia entre la actividad de nuestra Agrupación y la ciudadanía. Necesitamos un partido más activista, donde la participación y la estrategia vayan encaminadas a lograrlo. Esa cercanía tiene que servir para que seamos capaces de dar respuesta a sus demandas».

Relevo generacional

José Ramón García, que presentó sus propuestas acompañado por el también concejal César González y por Gladis Vicente y Marta Menéndez, como redactoras del programa, comprometió «bicefalia» entre el partido y el grupo municipal, de forma que la Secretaría General no esté ocupada por la misma persona que opte a la Alcaldía de la ciudad.

García manifestó también que su ejecutiva garantiza el relevo generacional, con incorporación de personas jóvenes y con deseo de participación; que desea «traer talento al partido» de personas relevantes, ya sea como afiliados o no, y que apuesta por la transparencia, tanto del partido como de sus representantes. En ese sentido, García aclaró que rendir cuentas ya se hace, pero que se trata de «regularizarlo».

Mención aparte, por el hincapié que en ello hizo el candidato, es la formación. Y no sólo a nivel de cuadros, sino de toda la militancia. Por último, José Ramón García declaró que hace falta pensar más en los mayores y que su partido es feminista.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos