Jove acaba con las demoras de seis meses para operarse y Cabueñes baja las de consultas

5.868 personas esperan por una prueba en el Área Sanitaria V mientras que 79 rechazaron ser intervenidas en otro centro

L. FONSECA GIJÓN.

Los hospitales de Cabueñes y Jove han reducido las demoras asistenciales. Uno lo ha hecho en el ámbito de las consultas médicas y el otro, en el quirúrgico. Los datos del mes de febrero hechos públicos ayer por la Consejería de Sanidad del Principado muestran que el descenso más importante corresponde al centro sanitario concertado, que ha logrado erradicar las esperas de más de seis meses para operarse. Jove había llegado a acumular a finales del pasado año una veintena de enfermos con demoras de más de 180 días para una cirugía debido al aumento de derivaciones del Sespa, que le remitió un 'pool' de pacientes que ya acumulaban tiempos elevados de espera.

El balance del Sespa indica que en Cabueñes, a finales de febrero, había 3.539 personas pendientes de ser intervenidas. Son 29 más de las que había en enero. Traumatología y oftalmología siguen siendo las especialidades con más enfermos en cartera. En Jove, son 1.437 las personas que están pendientes de ser llamadas para una operación frente a las 1.496 de principios de año. La demora media es aquí de 72 días.

La evolución mostrada en las consultas médicas de Cabueñes es positiva, ya que ha reducido en 255 personas la lista de espera (ahora es de 10.260 enfermos para una primera consulta), mientras que el plazo también baja de 54 a 47 días.

Por lo que respecta al volumen de pacientes que aguardan por una prueba diagnóstica (TAC, resonancia, mamografía, ecografía y colonoscopia) es de 5.868 (5.096 en Cabueñes y 772 en Jove). En el hospital público, 79 personas rechazaron ser derivadas a otro centro que no fuera Cabueñes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos