Un joven, grave tras caer al agua en el Muelle de Gijón al asomarse a la barandilla para vomitar

Agentes de la Policía Local y de la Policía Nacional, durante la intervención en el Muelle. / A. P. D.

Sufrió lesiones graves tras precipitarse desde una altura de tres metros con marea baja. Tuvo que ser rescatado por los bomberos

OLAYA SUÁREZ GIJÓN.

A punto estuvo de acabar en tragedia. Un joven que en la mañana de ayer regresaba al hotel en el que se alojaba, después de pasar una noche de fiesta por la zona de ocio Fomento, se precipitó al agua en el Muelle tras acercarse a la barandilla para vomitar. La caída se produjo desde una altura aproximada de tres metros y le provocó graves lesiones, ya que en ese momento había bajamar y la profundidad era escasa, por lo que impactó contra el fondo.

El siniestro tuvo lugar poco después de las siete de la mañana. El chico se encontraba solo y bajo los efectos del alcohol después de pasar varias horas en diversos establecimientos hosteleros con un grupo de amigos de fuera de la región. En un momento dado, a escasos tres metros de las 'letronas', según relató un testigo, se apoyó en la baranda con la idea de devolver, pero perdió el equilibrio y volcó hacia adelante.

Flotador inutilizado

«Si llega a pasar dos horas antes o dos horas después hubiese sido mucho más grave porque el chico gritaba que no sabía nadar. Le hubiese cubierto el agua y a lo mejor estaríamos hablando de otra cosa...», comentó el testigo, que se disponía a salir a pescar en lancha cuando presenció lo ocurrido. Él mismo llamó a la Policía e intentó lanzarle un flotador de los que se encuentran en el espigón del Puerto Deportivo para casos de emergencia. Sin embargo, fue incapaz de fracturar el cristal de la vitrina en la que se encontraba.

Hasta el lugar se trasladaron varias dotaciones de la Policía Local y de la Policía Nacional. Los agentes trataron de acceder a la zona del agua por los pantalanes, pero se encontraron con las puertas cerradas y no disponían de llave. «El chaval no perdió la consciencia y estaba muy nervioso, no paraba de gritar que lo sacasen de allí», relató el testigo.

Finalmente, fueron los bomberos del parque de Roces los que lograron sacar a la superficie al accidentado tras descolgarse por el muro. El joven presentaba policontusiones y fue trasladado en ambulancia a un centro hospitalario para tratarle de las lesiones que presentaba.

Fotos

Vídeos