«Los jóvenes no parecen ser conscientes de la peligrosidad y violencia de sus actos»

Mariti Pereira, fundadora de Cavasym. /  JORGE PETEIRO
Mariti Pereira, fundadora de Cavasym. / JORGE PETEIRO

Mariti Pereira, fundadora de Cavasym, reclama más campañas formativas y de concienciación contra «estas conductas tan agresivas que van a más»

CH. TUYA GIJÓN.

«Esto no son los sanfermines», insiste. «Gijón es una ciudad segura», reitera, pero no quiere quitar fuerza a su mensaje: «Los jóvenes no parecen ser conscientes de la peligrosidad y violencia de sus actos». Mariti Pereira es la presidenta y fundadora del único dispositivo de Asturias especializado en víctimas de agresiones sexuales. El Centro de Atención a Víctimas de Agresión Sexual y Maltrato (Cavasym) que está en el barrio de La Arena, en la Casa de Encuentro de las Mujeres. «Es un espacio que se nos ha quedado muy pequeño», avisa.

Porque por las dependencias (poco más de dos despachos) pasan medio millar de mujeres cada año. Son víctimas de algún tipo de agresión, tanto nueva como pasada. Están pendientes de atención psicológica o de que su caso se resuelva en los tribunales. Pereira advierte de que «estas conductas tan agresivas van a más», como lo demuestra, a su juicio, el hecho del ataque «salvaje a Germán, el joven que lucha por su vida tras ser golpeado sin motivo».

«Me indignan las camisetas»

Una violencia «gratuita que necesita educación y formación». En su opinión, lo ocurrido en el último Carmín, con jóvenes portando camisetas con eslóganes agresivos y sexistas, «es indignante. Es una prueba de que algo estamos haciendo mal. Creemos que ya todos sabemos qué está bien y qué mal, que a una chica no se la puede tocar si no quiere, que el que esté borracha no permite hacer con ella lo que se quiera, que un tocamiento es, de por sí, grave, no una broma».

La situación la ha llevado a reunirse con la Policía Nacional , la Guardia Civil y el Hospital de Cabueñes. «Debemos estar coordinados».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos