Juan Carlos I será reasfaltada del Museo del Ferrocarril a la piscina de Moreda

Gráfico

La obra incluye un carril de espera para facilitar el giro hacia la calle Lealtad y más plazas para aparcar entre las calles Cortijo y Lloréu

I. VILLAR GIJÓN.

Tras Marqués de San Esteban, Juan Carlos I. El Ayuntamiento prevé abordar tras el verano la renovación del pavimento de una de las arterias de circulación en el eje Este-Oeste, a su paso entre Moreda y El Natahoyo. Se trata de una de las actuaciones comprometidas para este año en el marco de los presupuestos participativos -fue la vigésima propuesta más votada, a instancias del consejo de distrito de la zona oeste- que conllevará una inversión de 425.000 euros y para la que se plantea un plazo de ejecución de tres meses. El proyecto está en fase de licitación, con la posibilidad de presentar ofertas hasta el 7 de agosto.

Según recoge la memoria técnica, la calzada presenta «mal estado por agotamiento, blandeos y hundimientos», problemas que relaciona con «la vejez y el desgaste del propio aglomerado por el paso del tiempo». En términos generales se plantea el reasfaltado, mediante la extensión de una capa de mezcla bituminosa en caliente, de 18.814,35 metros cuadrados de calzada. El tramo sobre el que se actuará va desde la calle Desfiladero de los Beyos -junto al complejo deportivo de Moreda- hasta el Museo del Ferrocarril -a la altura de la parte trasera de los antiguos juzgados de Poniente por un lado y por el otro hasta la entrada al aparcamiento en superficie habilitado en el antiguo emplazamiento de la estación Jovellanos-. Se incluyen todos los ramales de la plaza del Padre Máximo González y la boca de alguna de las calles transversales a Juan Carlos I, como las del Dos de Mayo y Cortes de Cádiz.

Refuerzo del firme

Los trabajos, ahora en licitación, durarán tres meses y tendrán un coste de 425.000 euros

Por otra parte, se han identificado una veintena de puntos donde se considera necesario un saneo más completo para reforzar el firme. Ahí se fresará el pavimento existente y se creará una capa de escorias de 70 centímetros como base para el nuevo asfalto.

El proyecto contempla además la creación de un carril de espera a la altura de Ruta del Alba para que los vehículos que circulan en sentido centro puedan desviarse hacia la calle Lealtad sin entorpecer el tráfico. Será una alternativa para incorporarse a Mariano Pola sin necesidad de rodear la plaza del padre Máximo González. Este carril de espera, de unos cincuenta metros de longitud, se construirá a costa de la mediana y contará con una regulación semafórica propia que garantice la seguridad en el giro hacia Lealtad.

La obra también contempla la prolongación del tramo de aparcamiento adyacente a la entrada al parque de Moreda, a la altura del carril bici, actualmente con capacidad para cuatro o cinco turismos. El proyecto contempla ampliarlo hasta llegar a la frontal de la calle Lloréu, lo que le permitiría ganar entre doce y quince plazas. Junto a ellas se construirá una acera, con su iluminación correspondiente, que llegará hasta un nuevo paso de cebra regulado por semáforos a la altura de la calle Lloréu. Esta intervención pretende facilitar un itinerario peatonal más directo hasta el parque para todo el entorno de la Fábrica de Loza.

Fotos

Vídeos