Un juez falla que las multas de 90 euros de la ORA son desproporcionadas

Rebaja una a 30 euros y señala que al tratarse de una infracción leve debe imponerse el grado más bajo que contempla la Ley de Tráfico

I. VILLAR GIJÓN.

El juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Gijón ha rebajado de 90 a 30 euros el importe de una multa impuesta al propietario de un vehículo sancionado por estacionar en la zona azul sin el correspondiente tique de la ORA. Aunque desestimó las alegaciones del recurrente en las que se ponía en duda la capacidad de los controladores para presentar una denuncia por aparcamiento irregular, dando por válida la sanción, consideró que la cuantía de la misma es excesiva para una infracción de carácter leve. El fallo pone en cuestión la validez de los importes que vienen reflejados en la ordenanza municipal de circulación.

Para quien estacione en plazas de limitación horaria «sin colocar el distintivo que lo autorice», la norma local contempla una multa de 90 euros «que no admite graduación». El juez, no obstante, señala que la Ley de Tráfico, «que ha de prevalecer al ser jerárquicamente superior», establece que las infracciones leves «serán sancionadas con multas de hasta 100 euros», obligando a las administraciones a motivar en cada caso por qué opta por una cuantía mayor o menor dentro de esa horquilla. En este caso concreto, el Ayuntamiento eligió un importe «en la mitad superior de la sanción, sin alcanzar la cuantía máxima», pero el magistrado considera que no se ha aclarado qué circunstancias justifican esa decisión. «Tal falta de motivación ha de conllevar, por el principio de proporcionalidad, una reducción de dicha sanción, que procede reducir a la cantidad de 30 euros», señala el fallo.

En lo que respecta a otros motivos de impugnación esgrimidos por el recurrente, descarta que haya existido «indefensión» por el hecho de que la denuncia fuera presentada por un vigilante de la ORA, pues en el escrito venía perfectamente identificado, y da por válidas las fotografías aportadas como prueba, una de ellas del salpicadero, porque «ninguna razón se ha aportado que permita dudar de que corresponda al vehículo objeto de denuncia».

El Ayuntamiento impone cada año diez mil multas por infracciones en la zona azul, el 60% por no poner el tique. Cuatro de cada diez sancionados recurren al pronto pago, que reduce la sanción de 90 a 45 euros. En total se pagan por multas de la ORA 750.000 euros al año.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos