El estado de Germán, todavía crítico

Los familiares de Germán reciben el cariño de sus allegados y amigos durante una concentración de repulsa contra la agresión.
Los familiares de Germán reciben el cariño de sus allegados y amigos durante una concentración de repulsa contra la agresión. / J. C. ROMÁN

La jueza que investiga la agresión a Germán llama a nuevos testigos

O. SUÁREZ GIJÓN.

Continúa la investigación por la brutal agresión sufrida por el joven Germán Fernández, quien permanece en estado grave en el Hospital Central de Asturias. La titular del juzgado de Instrucción número 1, Carolina Montero, ha citado a declarar en los próximos días a nuevos testigos que puedan ayudar a reconstruir el ataque que ocasionó a la víctima lesiones cerebrales de extrema gravedad.

El juzgado acogerá mañana la declaración de una de las personas que presenció el ataque, lo que servirá para depurar responsabilidades sobre la participación de los cinco individuos que hasta el momento han sido detenidos. Tres de ellos se encuentran en el centro penitenciario asturiano: Imad A., nacido en Marruecos, de 19 años; Yeray V. R., gijonés de 20 años; y Rubén Á. H., vecino de El Entrego de 18 años y al que la investigación considera autor del golpe que dejó inconsciente a Germán. Otros dos jóvenes se encuentran en libertad con cargos después varios días internos en el penal: Iván R. G., gijonés de 22, con antecedentes, quedó en libertad provisional el 21 de julio después de un día en prisión. El quinto arrestado, David S. M., recibió la libertad condicional la semana pasada después de que el testigo que le había señalado en un primer momento no lo reconociese en una rueda de reconocimiento.

El violento episodio tuvo lugar la madrugada del 14 de julio en la calle de Marqués de San Esteban. Acabó con Germán, de 24 años, con graves lesiones craneoencefálicas. Según su entorno, su estado continúa siendo crítico. Sigue con ventilación mecánica y aún se desconocen las secuelas que puede sufrir a consecuencia de las lesiones neurológicas. La víctima y sus acompañantes acababan de concluir su jornada laboral en una sidrería de Fomento cuando se vieron sorprendidos por la brutal violencia ejercida, supuestamente, por los jóvenes que fueron más tarde detenidos. Uno de los primeros en atender al herido fue un estudiante de Medicina que se encontraba en la zona.

Fotos

Vídeos