«No tenía ningún interés en que Juanele fuese a la cárcel, denuncié lo que pasó»

«No tenía ningún interés en que Juanele fuese a la cárcel, denuncié lo que pasó»
AURELIO FLÓREZ

La expareja del futbolista se defendió en el juicio por denucia falsa del quebrantamiento de la orden de alejamiento por malos tratos

OLAYA SUÁREZ

«No tenía ningún interés en que condenasen a Juanele y fuese a la cárcel, solo denuncié lo que ocurrió». Ana Belén Espinosa, la expareja del futbolista Juan Castaño Quirós, Juanele, se defendió hoy en el juicio en el se enfrenta a una pena de un año de cárcel por una denuncia falsa y un falso testimonio. La que fuese compañera sentimental del exfutbolista del Sporting y la Selección Española aseguró en la sala de vistas del Penal 1 que aquel 20 de junio de 2015 salió de casa y vio «destrozos en el parabrisa del coche», por lo que decidió ir a la peluquería que regentaba en El Natahoyo -que permanecía cerrada por vacaciones con un cartel en la puerta- «para ver si también sufrido algún desperfecto». «Llegué y me encontré con una carta escrita por Juan que había dejado por debajo de la puerta», testificó.

Juanele tenía entonces una orden judicial que le prohibía comunicarse con la mujer y acercarse a su domicilio y lugar de trabajo por una condena de un año de prisión por el delito de violencia de género. La había agredido con un bate de béisbol en ese mismo negocio meses antes. Un quebrantamiento de la condena lo llevaría directamente a la cárcel.

«Escribí esa carta pero meses antes, cuando rompimos la relación y quería volver con ella», declaró el futbolista ante el juez Lino Rubio Mayo. «La noche que ella dice que le rompí el parabrisas y le dejé esa carta no salí de casa, estuve con mi hija y mi sobrina y me fui a la cama a las 10», aclaró. Juan Castaño Quirós salió absuelto por la acusación del quebrantamiento. Hoy fue su expareja la que se sienta en el banquillo de los acusados, acompañada de un amigo y una amiga que son juzgados por falso testimonio y que afrontan el pago de una multa.

El juicio quedó visto para sentencia. «Cae todo por su propio peso», consideró el representante del Ministerio Fiscal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos