El Juzgado analiza el teléfono móvil del menor de Gijón en busca de pruebas de su presunta relación con una profesora

Un estudiante entra al colegio de San Miguel./ARNALDO GARCÍA
Un estudiante entra al colegio de San Miguel. / ARNALDO GARCÍA

Tanto el alumno como sus padres prestaron esta mañana declaración en el juzgado. Mañana será el turno de la profesora con la que, presuntamente, mantuvo una relación

PABLO SUÁREZGijón

Tras la denuncia presentada por los padres del menor contra la profesora del colegio San Miguel con la que, presuntamente, mantuvo una relación sentimental, la investigación iniciada por el Juzgado de Instrucción número 2 de Gijón dio este jueves sus primeros pasos.

La parte denunciante, compuesta por el propio alumno y sus padres, prestó por la mañana declaración ante la jueza Belén García Iglesias, quien, una vez finalizadas todas las pesquisas, será la encargada de determinar si el procedimiento continúa o por el contrario es archivado ante la falta de evidencias.

En su declaración, tanto el menor como su entorno se mantuvieron fieles al primer testimonio del alumno, en el que afirmaba haber mantenido una relación de tipo sentimental con la profesora. Para demostrarlo el alumno habría aportado una serie de conversaciones que evidenciaban la existencia de tal vinculo con la docente. Unas conversaciones que están ahora en manos de la jueza, después de que el menor haya puesto esta mañana su teléfono móvil a disposición de los investigadores, quienes analizarán el dispositivo con la intención de determinar si las conversaciones han sido modificadas y si prueban o no la relación.

La otra pieza de la investigación tendrá mañana encaje, ya que también está prevista la declaración de la profesora. La docente, presumiblemente, negará la existencia de una relación extraordinaria con el alumno, como ya hizo en una entrevista concedida a EL COMERCIO, en la que rechazaba tajantemente el testimonio ofrecido por el menor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos