El 'Kilometrín' reabre tras las obras

Una mujer, ayer por la tarde en el 'Kilometrín', pasa junto a varios elementos del circuito biosaludable. / ARNALDO GARCÍA

Los primeros corredores estrenan el espacio, que incluye un circuito biosaludable y chapas que indican la longitud

M. MORO / P. LAMADRID GIJÓN.

Con casi tres meses de retraso, los corredores gijoneses pudieron volver a gastar suela en el 'Kilometrín'. El espacio deportivo reabrió ayer tras las obras de remodelación ejecutadas, que se prolongaron más de lo establecido en el contrato de adjudicación. Los últimos remates se hicieron esperar.

A mediados de septiembre, el concejal de Mantenimiento y Obras, Manuel Arrieta, aseguró en la comisión de Urbanismo que la actuación estaba ejecutada, salvo la capa final y la colocación de las luminarias. Elementos que, por fin, están listos. Además, se han instalado unos hitos metálicos que marcan la longitud que, ahora sí, es de un kilómetro, así como un circuito biosaludable. Entre las mejoras introducidas, destaca la renovación del pavimento. La idea era homegeneizar el terreno con el mejor tipo de tierra (se descartó el tartán) para evitar lesiones de los corredores y mejorar el drenaje para conferirle a este circuito la consideración de equipamiento deportivo que hasta ahora no tenía. Para ello, se buscó una solución versátil que conjuntase la absorción del impacto con una mínima inalterabilidad.

Pruebas 'in situ'

En el proyecto de las obras se indicaba que sería necesario «realizar diferentes combinaciones de los firmes para evaluar su comportamiento con el paso del tiempo, así como la adaptabilidad de los usuarios». Esto incluía pruebas 'in situ' del pavimento para las diferentes modalidades de carrera. De modo que se contactó con atletas, entrenadores y especialistas cualificados del mundo del atletismo y se visitaron otras instalaciones existentes.

La empresa encargada de las obras, UTE Infraestructuras Gijón -actual adjudicataria del contrato de mantenimiento viario-, decidió, de común acuerdo con el Ayuntamiento, realizar unas pruebas con una base de malla de fibra, para el efecto de amortiguación, y en la capa superior un firme de una mezcla de tierras estabilizadas con enzimas. Precisamente, el desarrollo de esas pruebas fue la razón esgrimida por parte de la firma adjudicataria para justifica el retraso de los trabajos de remodelación del 'Kilometrín'.

Fotos

Vídeos