Lang Yabou: «Aunque nos separen tantos kilómetros, Asturias y Gambia están muy cerca»

Lang Yabou: «Aunque nos separen tantos kilómetros, Asturias y Gambia están muy cerca»
Lang Yabu, embajador de Gambia, en el hotel San Miguel. / J. PAÑEDA
Lang Yabou, embajador de la República de Gambia ante España

El diplomático visita la región invitado por la ONG Asturies por África para presentar un documental sobre el rol de la mujer en su país

EUGENIA GARCÍA GIJÓN.

Lang Yabou (Bambajo, 1970) es desde 2013 el embajador para España del país más pequeño de África: Gambia. Con una extensión algo inferior a la de Asturias y menos de dos millones de habitantes, este país de África Occidental logró la independencia de Reino Unido en 1965 y volvió a nacer en diciembre de 2016, cuando desde las urnas sus ciudadanos acabaron con más de dos décadas de dictadura. «Hace dos años», resalta Yabou, quien se encuentra en Gijón invitado por la ONG Asturies por África, «los gambianos vivían con miedo. Ahora puedo afirmar con orgullo que eso es historia».

-Desde 2016, cuando Adama Barrow fue elegido presidente y el dictador Yahya Jammeh apartado del poder, su país ha experimentado profundos cambios.

-Estamos muy orgullosos de poder afirmar que hoy tenemos libertad, tenemos paz y democracia; un gobierno comprometido con los derechos humanos y que trabaja en llevar el desarrollo a todos los gambianos. Hoy, ONGs, inversores, hombres de negocios, turistas... pueden venir a Gambia libremente y sin miedo. Somos una nación que después de 22 años viviendo bajo la dictadura del miedo ha sido capaz de liberarse a sí misma.

-¿Qué situación se encontró el nuevo gobierno tras la dictadura?

-Durante los años de dictadura, muchos gambianos murieron y fueron encarcelados sin motivo. Muchos otros se exiliaron. Nuestros recursos, que tendrían que haberse dedicado al desarrollo del país, fueron dispendiados, por lo que ahora nos enfrentamos a importantes desafíos económicos. No obstante, estamos haciendo todo lo posible para corregir los errores con el fin de llevar el país a otro nivel de desarrollo.

Educación, salud y agricultura

-Para un país empobrecido como el suyo -en el puesto 173 del Índice de Desarrollo Humano de la ONU- la ayuda internacional tiene un peso significativo.

-Las ONGs como Asturias Por África, con presencia en el país desde 2008, han sido una parte integral del proceso de desarrollo de Gambia. A pesar de que nos separan tantos kilómetros, estamos muy cerca gracias a la asistencia humanitaria que nos hemos prestado. Con su apoyo y ayuda continua en las áreas de educación, salud y agricultura han hecho mucho por los gambianos. Y si nos han ayudado en la dictadura, en democracia necesitamos más que nunca su colaboración.

-En España viven alrededor de 30.000 gambianos. ¿Qué importancia tienen las relaciones entre ambos países?

-Gracias a la amabilidad del Gobierno y el pueblo español, nuestra gente ha podido vivir aquí y contribuir tanto al desarrollo de la sociedad española como la gambiana. España tiene mucho que ofrecer a Gambia y viceversa. En los últimos tiempos ha habido un incremento de intercambios comerciales e inversiones entre ambos países, así como en turismo, pero si colaboramos aún más creo que ambas partes pueden beneficiarse.

Frenar la migración

-Gambia es el quinto país emisor de emigrantes a Europa. Muchos de ellos ilegales...

-Conocemos los peligros a los que nos enfrentamos en términos de emigración ilegal, que tenemos que afrontar con la ayuda de inversiones en el país que nos permitan evolucionar en tecnología, turismo, agricultura... Para proporcionar trabajos a la juventud y conseguir que no se embarquen en ese peligroso viaje hacia Europa, el mensaje debe ser «agrupémonos, cooperemos y respaldémonos mutuamente». Si hacemos eso, será más rápido y sencillo afrontar preocupaciones comunes como la migración ilegal.

-Como se puede ver en el documental 'Gambia con ojos de mujer', las mujeres cumplen un rol fundamental en la comunidad. ¿Qué está haciendo el gobierno para empoderar a las mujeres?

-Sabemos que la mujer es clave para el desarrollo de nuestro país. Esto se puede ver fácilmente en la composición del nuevo gobierno: la vicepresidenta y ministra de Asuntos de Mujeres es una mujer, así como la presidenta de la Asamblea Nacional o las ministras de Educación, Comercio y Salud. Queremos que las niñas gambianas las tomen como ejemplo, y conseguir que en unos años no haya ninguna chica sin escolarizar porque son el futuro de Gambia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos