«Nos dio largas diez años, hasta nos dijo que habían perdido el expediente»

José V. V., ayer, en la Audiencia Provincial. / DAMIÁN ARIENZA
José V. V., ayer, en la Audiencia Provincial. / DAMIÁN ARIENZA

El abogado acusado de estafar 5.815 euros a unos clientes negó en el juicio que hubiese mediado engaño. «Actué mal, pero no a mala fe», dijo

O. SUÁREZ GIJÓN.

«Me enteré a posteriori de que no habían interpuesto la demanda, yo actuaba de intermediario y entendí que la persona a la que se lo había encargado lo había hecho». El licenciado en Derecho acusado de estafar a un matrimonio 5.815 euros por un supuesto procedimiento para el que no llegó ni siquiera a iniciar los trámites negó ayer ante el tribunal de la Sección Octava de la Audiencia Provincial que hubiese actuado de mala fe. «No hubo intención de engaño, no obré bien, pero no con la intención de estafar», aseguró José V. V.

Sin embargo, el fiscal y la abogada de la acusación particular, Sara Pastor Díaz, sí que aprecian indicios de delito al considerar que el procesado engañó a sus clientes al cobrarles incluso las tasas de un procedimiento judicial que no existía y al no comunicarles que se había dado de baja en 2013 en el Colegio de Abogados. «No, no les dije que no estaba colegiado, eso ya se vería si llegaba a juicio», alegó.

Los denunciantes, vecinos de Villaviciosa, recurrieron a él «por la relación de confianza, casi familiar», para interponer una denuncia contra una ganadería que instalaron a poco más de veinte metros de su casa. «Nos daba largas y todo eran excusas, que si cambiaron de sitio los juzgados, que si perdieron el expediente, que si iba todo muy lento, hasta que pasaron diez años...», afirmó la denunciante ante el magistrado Bernardo Donapetry. El acusado afronta dos años y medio de cárcel por un delito de estafa. Su abogado solicita la libre absolución.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos