'Las Letronas' según Andy Warhol

Algunos de los pequeños autores contemplan sus obras. /  JOAQUÍN PAÑEDA
Algunos de los pequeños autores contemplan sus obras. / JOAQUÍN PAÑEDA

El proyecto 'Misión Pintoresca' busca potenciar la expresión e interpretación artística de los escolares a través de diferentes actividades Los alumnos del colegio Monte Deva reinventan diversos rincones de Gijón

PABLO SUÁREZ GIJÓN.

Van Gogh, Botero, Dalí o Warhol. Estos son algunos de los artistas que han servido de inspiración a los alumnos de 3º de Primaria del colegio Monte Deva, de cara a realizar la exposición que abría ayer sus puertas y que podrá ser visitada hasta el 28 de febrero.

La exposición se enmarca dentro del proyecto 'Misión Pintoresca', en el que los alumnos, de 8 y 9 años, retratan lugares característicos de Gijón vistos a través de la mirada de los artistas más destacados del último siglo. «El objetivo de este proyecto es potenciar la expresión artística de los niños a la vez que se divierten aprendiendo», afirmaba ayer Jesús Burgos, uno de los tutores y coordinadores de la muestra. Durante dos meses, los alumnos han descubierto e investigado la obra de diferentes pintores, para posteriormente versionar monumentos de Gijón con el estilo de cada uno de los autores anteriores. «Cada alumno escogió el autor que más le llamaba la atención y a partir de ahí fueron descubriendo sus obras de cara a plasmar en su propio cuadro el estilo personal de cada artista», explicaba Burgos. Tuvieron que recabar información general de sus autores, tanto en el aspecto biográfico como en el artístico, para después reinterpretar algunos de los lugares más conocidos de la ciudad de acuerdo con el pintor que cada niño decidió imitar.

En la actividad se han implicado diversas asignaturas, potenciándose en cada una de ellas una serie de conocimientos que los pequeños iban adquiriendo a través de la pintura. De esta manera, las asignaturas de Sociales, Lengua Castellana y Plástica se han beneficiado de un proyecto que facilita en gran medida el estudio. «Tenemos claro que a través de este tipo de actividades, los alumnos muestran mayor interés en los contenidos y prestan una mayor atención», anotó el tutor.

«Completan el temario»

Según Burgos, este tipo de actividades no solo hacen más ameno el aprendizaje sino que se complementan «a la perfección» con el temario del curso, en el que «hay una falta importante» de contenidos artísticos. «Consideramos que las pautas obligatorias del curso cojean bastante en lo que respecta a la creación artística. Por eso proponemos proyectos de este tipo, que se suman a lo ya establecido para formar un conjunto más completo», argumentaba Jesús Burgoa. Sobre el criterio a la hora de escoger a los pintores y las obras a tomar como referencia, se seleccionó a los artistas con los que «más identificados podían sentirse los alumnos». De esta manera, la lista está compuesta por nombres como Warhol, Botero, Kandinsky, Munch, Klimt o Van Goh.

La Campa Torres de Van Gogh

Entre las obras expuestas destacan, entre otras, las versiones de 'Las Letronas' inspiradas en Andy Warhol, la Campa Torres vista a través de la pintura de Vincent Van Gogh o el 'Elogio del Horizonte' según Salvador Dalí. Fueron también los propios alumnos los encargados de realizar todo lo relativo a los carteles y las invitaciones que enviaron para promocionar su exposición. «El grado de involucración de los niños fue altísimo», afirmaba orgulloso Burgos.

Esta actividad refuerza aún más la teoría que sitúa al arte como uno de los mejores hilos conductores de conocimiento, especialmente cuando este va dirigido a alumnos de corta edad. «Consideramos el arte como algo realmente importante en el día a día, por lo que es clave que disponga de un papel importante en los colegios», concluía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos