«Llegábamos de paseo, yo entré al ascensor y el perro quedó fuera, se enganchó la correa y el ascensor se cerró»

El acusado, hoy en el juicio/Damián Arienza
El acusado, hoy en el juicio / Damián Arienza

Piden 15 meses de prisión para un hombre por matar a su perro arrojándolo por el hueco del ascensor en Gijón

OLAYA SUÁREZGijón

"Es materialmente imposible que el perro se haya caído por la ranura del ascensor como dice el dueño. Al foso solo hay acceso si se abre la puerta con el ascensor en un piso superior".

El técnico que compareció hoy en el juicio al acusado de matar a su perro de siete meses fue tajante sobre lo ocurrido el 16 de enero de este año. "Llamó a la empresa de ascensores porque decía que llevaba horas buscando al perro y no aparecía.Cuando llegué y abrí el foso y vi allí el cadáver, quedé atónito. El hombre ni se inmutó", declaró ante el titular del Penal 2 de Gijón.

El procesado, para quien la fiscalía solicita quince meses de prisión, negó tajantemente haber tirado al perro vivo por el hueco. "Llegábamos de paseo, yo entré al ascensor y el perro quedó fuera, se enganchó la correa y el ascensor se cerró. Luego escuché tres chillidos y cuando salí ya no estaba..." , relató. La Policía Local negó la versión y señaló que el cadáver del perro estaba con el collar y la correa intacta y que cuando llegaron al lugar alertados por el técnico del ascensor, el propietario no se quiso hacer cargo de su mascota. "Nos dijo que no entendía tanto cuento por un perro", declaró uno de los agentes.

"Reaccioné así porque me dio un ataque de ansiedad porque quería muchísimo al perro, de hecho me gasté dinero en comprarlo y en veterinarios", señaló. Los testigos, sin embargo, aseguraron que se mostró "impertérrito".

Fotos

Vídeos