«Es un lujo poder disfrutar del paisaje asturiano desde el aire»

Participantes en los bautismos de vuelo en La Morgal. / JOAQUÍN PAÑEDA

La Asociación de Ultraligeristas del Principado de Asturias y la Falcon Air Academy brinda a los amantes de la aviación bautismos de vuelo en La Morgal

AIDA GARCÍA FRESNOLa Morgal (Llanera)

Un sueño de altura. Esto es lo que han vivido las decenas de personas que a lo largo del día han realizado un bautismo de vuelo en La Morgal. Una jornada inolvidable para los participantes, pues pudieron disfrutar de la experiencia y también de las impresionantes vistas de la región, desde los mil metros de altura. «Ha sido una gran aventura», comentaba Elena Sarasola, una de las participantes, tras bajarse de la nave. Sin duda, una oportunidad para los amantes de la aviación que podrán disfrutar de los bautismos a lo largo de la semana, con motivo de una de las citas más multitudinarias del verano gijonés, el Festival Aéreo, que tendrá lugar el próximo domingo.

Los bautismos se desarrollan en avionetas y ultraligeros. La diferencia entre ambas aeronaves es básicamente de capacidad, ya que en las avionetas tienen cabida tres personas más el piloto, mientras que en los ultraligeros solo puede ir una persona más el piloto. Existen unos requisitos de talla y peso que no se pueden superar por razones de seguridad y son los 85 kilos de peso y 1,85 metros de estatura. «Al principio estaba muy tranquila, pero luego, una vez arriba, sientes emociones muy fuertes», apuntaba Susana Díaz, otra de las afortunadas.

Disfrutar del vuelo es uno de los consejos que Antonio Díaz, el instructor de estos bautismos, da a los participantes. «Suelen ser vuelos tranquilos, con pocas turbulencias», explicaba. Díaz ha participado en un sinfín de bautismos de vuelo. «Han sido muchas las personas con las que he compartido la experiencia y todas coinciden en repetirla, pues aseguran que es una sensación indescriptible lo que se vive allí arriba»

Fotos

Vídeos