«¡La voy a matar, la voy a hacer desaparecer!», dijo 'Makelele' de Sonia

Abdou Ndiaye, 'Makelele', acusado del crimen de la hostelera Sonia Meléndez Mitre.
Abdou Ndiaye, 'Makelele', acusado del crimen de la hostelera Sonia Meléndez Mitre. / DANIEL MORA

El acusado de matar a la hostelera gijonesa en julio de 2015 se enfrenta a quince años de prisión en el juicio que comienza el próximo lunes

P. LAMADRID GIJÓN.

Abdou Ndiaye, más conocido como 'Makelele', «resentido con Sonia Meléndez Mitre por haber finalizado su relación sentimental y por haberle despedido del trabajo, y frustrado por no haber podido someterla a sus deseos, decidió acabar con su vida». Esta es la tesis que defiende la Fiscalía y por la que solicita una pena de quince años de prisión para el senegalés. Considera que es el autor de un delito de homicidio, con las circunstancias agravantes de parentesco y de cometer el crimen «por motivo de discriminación por razón de género».

Además, solicita que el acusado indemnice a la hija de la víctima con 120.000 euros, a la madre con 60.000 y al hermano con 30.000. El próximo lunes comienza el juicio en la Sección Octava de la Audiencia Provincial. Según el escrito de acusación del ministerio público, Makelele comenzó a trabajar como empleado en un establecimiento de hostelería propiedad de la mujer, «surgiendo tiempo después una relación de confianza y amistad entre ambos, que determinó finalmente que iniciasen una relación sentimental al finales del año 2013 o principios de 2014».

Esta concluyó, por iniciativa de Sonia, en los primeros meses de 2015, tras haberse deteriorado su vínculo personal «a causa del carácter autoritario del acusado, quien pretendía imponer su criterio, adoptando de forma progresiva actitudes de control y de dominación tanto en el ámbito de la relación amoroso como con ocasión del desempeño de su actividad laboral en los negocios de la mujer». Según la acusación pública, la hostelera se resistía, lo que generaba cada vez mas diferencias y conflictos entre ambos, tanto de carácter personal como laboral y económico.

La Fiscalía sostiene que el investigado asfixió a la hostelera en su propio domicilio

Discusión en público

Tal situación de enfrentamiento culminó con el despido laboral de Makelele el 14 de julio de 2015, tras haberse producido una acalorada discusión en público entre ambos en el pub Sinatra, propiedad de Sonia, que se vio obligada a ordenarle que abandonase el establecimiento. El acusado finalmente se ausentó del mismo, «manifestado en presencia de algunos clientes y empleados del bar que se encontraban trabajando en ese momento la expresión: '¡A esta hija de puta la voy a matar, la voy a hacer desaparecer!', tal y como señala la Fiscalía.

El 16 de julio de 2015, entre las 15 y las 16.30 horas, acudió al domicilio de Sonia, en El Lauredal. Cuando se encontraba en el interior de la vivienda en compañía de la mujer, «llevado por el resentimiento hacia ella y con la deliberada finalidad de acabar con su vida, la golpeó repetidamente en la cabeza y sobre las extremidades superiores, agarrándola violentamente por el cuello con las manos, provocando finalmente la asfixia mecánica por estrangulación, así como la sofocación por compresión torácica con fracturas costales, acciones que le causaron la muerte».

En el momento de su fallecimiento, la víctima, de 48 años, tenía como parientes mas próximos a una hija de 18, con la que residía, aunque en esa fecha se encontraba viviendo temporalmente en otra localidad por sus estudios; su madre, de 72 años, y a un hermano de 45 años, que reclaman en su condición de perjudicados por los hechos. Makelele se encuentra en prisión provisional por esta causa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos