Moriyón atribuye la riada que tiñó de marrón la playa a que «la Confederación no limpia»

Surf. Moriyón, Rubén Hidalgo y Jesús Martínez con las escuelas y la federación. / ARNALDO GARCÍA

La alcaldesa reconoce que el pozo de tormentas de Hermanos Castro y su conexión con el colector de Viesques no estarán listos antes de 2020

LAURA CASTRO / MARCOS MORO GIJÓN.

A pesar de las piezas importantes que quedan por ensamblar en el saneamiento de la zona este, la alcaldesa Carmen Moriyón se mantiene firme en el discurso ofrecido tras los últimos episodios de vertidos fecales acontecidos en la playa de San Lorenzo. «Los problemas que hemos tenido en la playa son debidos única y exclusivamente a las circunstancias meteorológicas que concurrieron desde el 26 de mayo hasta hoy». Según remarcó en una entrevista radiofónica en la cadena Ser, en los últimos 20 días «ha llovido en la ciudad como no ocurría desde hace mucho». Mucha precipitación caída en poco tiempo -como la registrada la madrugada del domingo al lunes de 54 litros por metro cuadrado- que provocó importantes inundaciones.

Sobre la mancha del lunes que tiñó de marrón la bahía de San Lorenzo explicó que «fue una riada más, como todas las que acontecieron en la costa asturiana y que se pudieron fotografiar desde el aire en las desembocaduras de los ríos. Lo que sucede es que la nuestra es una playa urbana, la mejor, la más grande y todos los ojos están puestos en ella», indicó. «La propia riada arrastra todo el barro, todos los sedimentos y porquería acumulados en los cauces, porque la Confederación no los limpia, esto es así», señaló. «Un colchón no sale a través de las ranuras que son los aliviaderos», apuntó. Y hablando de aliviaderos volvió a defender su entrada en funcionamiento en momentos de meteorología adversa para no colapsar la red unitaria de saneamiento que transporta tanto aguas residuales como pluviales. Estos aliviaderos, explicó, funcionaron y, por tanto, vertieron 44 veces en 2017 y 14 en lo que va de año.

La regidora insistió que en la ciudadanía debe «diferenciar entre lo que es una playa contaminada porque su sistema de saneamiento vierte de forma continua al mar y al río y episodios puntuales inevitables en cualquier ciudad relacionados con fenómenos meteorológicos, que ocurren en todo el mundo». «Si hubiéramos tenido la depuradora del este funcionando, que es necesaria, no se hubiera solucionado este problema», reiteró.

Sobre el pozo de tormentas de Hermanos Castro, la infraestructura que «amortiguará» la llegada de vertidos fecales a la playa de San Lorenzo, no entrará en funcionamiento antes de 2020. Explicó que el consejo de administración de la Empresa Municipal de Aguas (EMA) autorizará la salida a licitación de esta obra por un importe de 12 millones de euros el próximo día 28. Una vez adjudicada su construcción, previsiblemente en el último trimestre del año, recordó que el tiempo de ejecución y entrada en servicio de este tipo de instalación suele ser de 22 meses.

La demora en la construcción de este pozo de tormentas, que ha pasado por todo tipo de vicisitudes que han obligado a rediseñar el proyecto y a la rescisión de un primer contrato, es la crítica compartida por los grupos de la oposición a la gestión del equipo de gobierno. Ello sumado a que el colector de Viesques -cuya misión era descargar al colector de La Camocha, que está sobrecargado- no puede entrar en uso y actuar como «una cisterna» hasta que esté concluido el pozo del parque de los Hermanos Castro, con el que tiene que conectarse obligatoriamente.

La regidora explicó que el depósito de tormentas, que incorporará tamices, es la solución para retener los residuos, aunque admitió que con ello no se podrá impedir que los alivios sigan funcionando en condiciones meteorológicas adversas de mucha lluvia en poco tiempo.

Ronda de encuentros

La alcaldesa mantuvo en la mañana de ayer varias reuniones con comerciantes, escuelas de surf y otras federaciones deportivas para explicarles las actuaciones que había llevado a cabo el Ayuntamiento desde el primer vertido. Germán Heredia, presidente de la Unión de Comerciantes, señaló que la crisis de San Lorenzo se vio «incrementada por la tormenta política, pero se están tomando las medidas adecuadas». La Federación de Surf del Principado, en cambio, urgió la construcción del pozo de tormentas y la depuradora y no descartaron movilizarse, «si el Ayuntamiento no continuara trabajando en esta línea, pues hay que evitar que esto se repita».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos