La 'mareona' de agosto se come la playa

Los bañistas saturaron una estrecha franja de arena. / J. PETEIRO
Los bañistas saturaron una estrecha franja de arena. / J. PETEIRO

El recorrido entre la pleamar y la bajamar fue de 4,13 metros y será el mayor hasta diciembre

E. C. GIJÓN.

Las mareas vivas que habitualmente se producen en torno a la festividad de San Agustín se adelantaron un poco este año y ayer tuvo lugar la de mayor recorrido del mes de agosto en Gijón, 4,13 metros, con 4,44 metros en la pleamar y 0,31 en la bajamar.

Las buenas condiciones atmosféricas que marcaron la jornada de ayer contribuyeron, no obstante, a que no se formaran olas espectaculares, como suele ocurrir en estos casos en invierno, pero tuvo otro efecto ante la gran afluencia de gente a San Lorenzo: los bañistas tuvieron auténticos problemas para encontrar un poco de arena libre en la playa. La franja disponible para vecinos y visitantes se estrechó de manera considerable y hubo que apurar cada centímetro libre a la hora de dejar la toalla sobre la arena.

La marea más viva de este año se produjo ya en abril, cuando el día 27 la pleamar alcanzó los 4,52 metros de altura y la bajamar no superó los 0,22 metros, lo que supone un recorrido de 4,3 metros.

Hasta el final de 2017, los datos de ayer no serán superados hasta que llegue el 5 de diciembre, cuando la marea protagonizará un recorrido de 4,2 metros, con una pleamar de 4,57 metros y una bajamar de 0,37.

Fotos

Vídeos