El marido no había oído el timbre

ELCOMERCIO.ES

La calle Peñalba fue escenario ayer, en torno a las 14.30 horas, de un gran un despliegue de emergencia. Al parecer, una vecina del número 19 alertó a la Policía porque su marido no le abría la puerta pese a su insistencia y temía que le hubiera pasado algo. Cuando los agentes accedieron a la vivienda, comprobaron que el vecino tenía problemas de audición y, por eso, no había escuchado el timbre.

Fotos

Vídeos