Una marmolería y una vecina forzarán el desalojo

ELCOMERCIO.ES

Las máquinas dejarán en pie Mármoles Santa Olaya, una vivienda unifamiliar donde reside una mujer de avanzada edad y las antiguas oficinas de Arcelor porque lindan con dicha vivienda con entrada por la calle de Pachín de Melás. Los expropiados disconformes con el precio que les ha ofrecido la junta de compensación por sus propiedades están dispuestos a forzar su desalojo a través de una orden judicial. Desde hace meses protestan con pancartas y defienden su derecho a permanecer.

Fotos

Vídeos