Un marqués muy desaliñado

Varios vecinos optan por sentarse en el exterior de un local comercial ante la falta de bancos y demás mobiliario público. / FOTOS: JORGE PETEIRO

Vecinos y comerciantes de 'los arcos' lamentan el acabado de las obras | El Ayuntamiento se reunió con OHL para revisar las deficiencias de los trabajos y acelerar «su reparación de manera inmediata»

ÓSCAR PANDIELLO GIJÓN.

Apenas se ha estrenado y la nueva imagen de Marqués de San Esteban deja poco margen a la duda: el resultado no es el esperado y la respuesta de los gijoneses es rotunda. Estos últimos días, tanto vecinos como comerciantes de la zona asisten a los últimos retoques de una de las vías más representativas de la ciudad. El diseño escogido, el estado del suelo, la proliferación de charcos o la presencia de cableado suelto en el techo de los soportales son algunos de las evidentes deficiencias. «El suelo lleva puesto un mes y parece que lleva años. Es lo más feo que hay, ya está lleno de chicles o por mucho que limpien cuesta mucho quitarle esa negrura», explica Elías Rivas a las puertas del portal de su casa, situado en la céntrica vía.

Mientras dos operarios acceden con una escalera a la parte más alta de los soportales para trabajar con los cables, Rivas señala las zonas de la calle que, en su opinión, necesitan mejoras. «El suelo necesita más caída por los lados para evitar los charcos y, si te fijas un poco, el remate de las columnas es desastroso», lamenta. También se encuentra a la espera de que «instalen por fin el mobiliario público, ya que no hay ni bancos ni papeleras desde hace mucho tiempo». A falta de asientos, algunos vecinos de la zona optaron por sentarse en el exterior de uno de los locales comerciales de la calle. «Además del mobiliario, algo que me choca mucho es el suelo. Debería ser más oscuro, no puede ser que tenga este aspecto recién instalado», añade Carmen Nasarre, otra de las vecinas de la calle.

A raíz de las quejas vecinales y de la oposición, el Ayuntamiento se reunió ayer con la constructora OHL, responsable de las obras, para detallar los desperfectos y urgir su reparación «de manera inmediata». En concreto, los técnicos municipales aludieron a la zona hundida en las losas a la altura del número 48; a las deficiencias de accesibilidad en los pasos de peatones de travesía de Fomento y Felipe Menéndez, a la subsanación de los acabados de varias baldosas, la unificación de las juntas de dilatación del hormigón y a las filtraciones de agua generadas por las obras en el garaje del número 32. De no hacerlo, no se recepcionaría la obra.

Juntas «irregulares»

Entre los comerciantes, el sentimiento es encontrado, ya que el aumento de la acera da más presencia a sus negocios. El proceso de las obra y su resultado final, sin embargo, es un asunto distinto. «El resultado no me gusta nada. El hormigón está muy sucio y lo del techo quizás lo veo demasiado moderno para la tipología de los edificios y la calle», sostiene Iván Lanza, de la tienda de mascotas La Iguana. Frente a su establecimiento, según explica, las juntas de dilatación «se muestran irregulares» mientras que la superficie de color ocre presenta ya algunas roturas. «Espero que lo de los cables, al menos, lo arreglen pronto», concluye.

La remodelación, licitada por un precio de 886.000 euros, sí es del gusto de otra de las comerciantes que trabajan en la zona. Carmen Palacios lleva desde hace 27 años regentando una boutique de ropa y, en su opinión, la reforma «me ha dejado encantada porque me quitaron los coches de delante y ahora se me ve mucho más la tienda». La luz rojiza que toma la calle en horario nocturno, asimismo, «está mejor de lo que pensaba, así que en ese aspecto no hay queja». Palacios, sin embargo, sí comparte con el resto de vecinos que el suelo «está muy sucio» pese a llevar unas apenas unas semanas instalado.

Con vistas al futuro, esta comerciante pide que se busque potenciar la imagen de una calle que, por su localización y morfología, «tiene potencial para enamorar». Para ello, aboga por unificar la estética de los comercios y terrazas, una medida que ayudaría a «dar la imagen ideal de Marqués de San Esteban».

Temas

Gijón

Fotos

Vídeos