Los médicos sopesan colocarle a Germán los huesos de la parte frontal del cráneo

Germán fernández, a la derecha
Germán fernández, a la derecha / E.C.

«Está mucho mejor, aún queda un largo camino», explicó su hermana Marta a través de las redes sociales

P. L. GIJÓN.

Germán Fernández, el joven camarero agredido brutalmente el pasado 14 de julio en Fomento, ha hecho avances notables en su recuperación. «Está mucho mejor, aún queda un largo camino. Pero sabemos que ve y sabemos que nos escucha. Intenta hablar, se intenta poner de pie», explicó su hermana Marta a través del perfil que tiene en una red social.

«Le compramos una pizarra con letras de colores y las coloca y pone su nombre, puso el nombre de la fisio e incluso el mío. Le gusta echarse su colonia y olerse la mano», añadió. Además, su hermana señaló que los médicos tienen previsto hacerle un escáner a Germán «para ver si le pueden colocar los huesos de la parte frontal» del cráneo, donde recibió un fortísimo impacto en el transcurso de la paliza propinada por un grupo de jóvenes.

Fotos

Vídeos