Los médicos temen que el joven gijonés agredido pueda tener «secuelas graves»

Los servicios de emergencia y la Policía Nacional, en el lugar de los hechos.
Los servicios de emergencia y la Policía Nacional, en el lugar de los hechos. / LAURA SAIZ.

Los médicos del HUCA revelan que el escaner apunta a que «respira bien y no tiene dolores» pese al pronóstico grave

ÓSCAR PANDIELLO / LETICIA ÁLVAREZ

El joven gijonés ingresado en el HUCA tras recibir una paliza en la madrugada del viernes podría "tener secuelas graves" tras salir del coma inducido. Así lo revela el escaner realizado a Germán, de 24 años, tras ser ingresado de urgencia en el hospital ovetense. Uno de los aspectos que más preocupa es el de la vista, severamente afectada tras el golpe recibido con una baldosa. Dentro de la estabilidad en la que se encuentra, por otra parte, los médicos destacan que "respira bien y que no tiene dolores".

Por su parte, el juez ha decretado prisión para los detenidos por la brutal paliza. Los presuntos agresores, de 19 y 20 años, pasaron esta mañana a disposición judicial tras pasar la noche en los calabozos. El agredido, empleado de una conocida sidrería, de 24 años, se debate entre la vida y la muerte en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). Su familia espera conocer los resultados de un nuevo escáner esta tarde.

La investigación continúa abierta y la Policía toma declaración a numerosos testigos para tratar de confirmar cómo se produjo el brutal ataque. El concejal de Seguridad Ciudadana, Esteban Aparicio, recuerda que si los presuntos atacantes fueron detenidos de manera inmediata es porque «estamos ahí, hay vigilancia policial visible y disuasoria y también de calle haciendo otras labores». Envía un mensaje de tranquilidad y asegura que estos hechos violentos son "despreciables, pero puntuales".

Temas

Huca, Gijón

Fotos

Vídeos