El mejor olfato policial de España

Arriba, un momento de la exhibición en Mercaplana con un ejercicio de defensa. A la izquierda, uno de los perros de la Unidad Canina rastrea en busca de drogas. / ARNALDO GARCÍA

La Unidad Canina de la Policía Local cuenta con las mejores ratios de resolución | Los seis perros están especializados en detección de drogas y labores de seguridad

OLAYA SUÁREZ GIJÓN.

Son uno más en la plantilla de la Policía Local. Una pieza fundamental en las labores de seguridad, tanto en prevención como en intervención rápida, que a diario se despliegan en la ciudad. 'Thor', 'Arhus', 'Balto', 'Kafú', 'Xon' y 'Argos' son los seis perros de la Unidad Canina, los ojos y el olfato de los otros tantos guías que han hecho de esta sección un referente a nivel nacional de todos los cuerpos policiales, con las mejores ratios de resolución de casos. Ayer, no faltaron a su habitual cita con Mercaplana, un momento idóneo para interactuar con los más pequeños y para mostrar de cerca las muchas habilidades de estos animales a los que solo les falta hablar.

«Cada perro está adscrito a uno de los policías de la unidad, que se encarga de los entrenamientos y del cuidado del animal, es un grupo al que hay que dedicar muchas horas porque a los perros hay que atenderlos a diario», explica Agustín Sariego, uno de los integrantes de la unidad. Con su puesta en marcha en 1989, la Policía Local de Gijón fue pionera en el trabajo con perros especializados. En estos 28 años han realizado cientos de servicios, desde labores de control de seguridad hasta detección de drogas, una de las actuaciones más frecuentes.

«Trabajan a tres turnos, estamos organizados para que siempre haya un guía y un perro en cada turno: mañana, tarde y noche, tienen que estar operativos las 24 horas del día porque no se sabe cuándo va a surgir una intervención en la que se precise el perro», comenta el policía Agustín Sariego, que recientemente recibió a título póstumo un homenaje a 'Gar', el perro que le acompañó durante nueve años de servicio y que murió por enfermedad con las botas puestas.

Rescate de dos niños

Decenas de niños asistieron ayer embelesados a los ejercicios de los animales. Simularon una detección de drogas y un trabajo de rescate de una niña a la que al parecer querían secuestrar. Enol González e Iris Álvarez participaron en la exhibición y quedaron «encantados» con la experiencia. «Los perros son muy guapos y muy listos», resumieron tras su actuación.

Tras los altos niveles de fiabilidad de los perros hay miles de horas de entrenamientos para conseguir crear una perfecta simbiosis que permite sacar adelante el trabajo. La vida laboral de un perro empieza a los quince meses. Los animales son propiedad del Ayuntamiento y su precio ronda los 3.000 euros, con cargo a los presupuestos municipales, una cuantía que se amortiza rápidamente con el intenso trabajo que realiza cada animal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos