Melilla insta a Gijón a retirar un cartel que sugiere violencia contra menores en sus calles

El Gobierno de la ciudad autónoma ha anunciado medidas legales contra el mensaje de la promoción de la organización Harraga

EFE

El Gobierno de Melilla ha instado al Ayuntamiento de Gijón a que retire un cartel instalado en el centro de la ciudad por una organización no gubernamental que denuncia violencia hacia niños de la calle en Melilla, cuyo contenido ha anunciado que llevará a los tribunales.

El cartel colocado en una valla publicitaria muestra a tres jóvenes de la organización Harraga, con una imagen de Melilla de fondo, que advierten de que "palizas, explotación sexual, drogodependencias y la discriminación por ser extranjeros son solo algunas de las violencias cotidianas que sufren estos menores".

El consejero de Bienestar Social en Melilla, Daniel Ventura, ha explicado que el Gobierno de la ciudad, del PP, ha tenido conocimiento del cartel por un melillense que veranea en Gijón. En declaraciones a los periodistas, Daniel Ventura ha instado al Consistorio gijonés a que "quite la valla", al considerar "francamente grave" su contenido.

Ventura ha asegurado que se enviará una carta a la alcaldesa de la ciudad asturiana, Carmen Moriyón, de Foro Asturias.

Además, el consejero ha anunciado que los servicios jurídicos de la ciudad autónoma presentarán una denuncia contra Harraga, un ONG de apoyo a los menores inmigrantes.

El titular de Bienestar Social ha recordado que la Fiscalía archivó una denuncia de este colectivo contra la ciudad, al considerar que se basaba en "opiniones" sin demostrar que esa violencia fuera cierta. El cartel se enmarca en una campaña de Médicos del Mundo con el lema "Personas que se mueven", con la que esta organización reclama un cambio de las políticas hacia inmigrantes y refugiados que llegan a Europa.

Daniel Ventura ha asegurado que le ha "decepcionado muchísimo" el que Médicos del Mundo financie esta publicidad "totalmente engañosa y falsa", con un contenido "totalmente negativo contra Melilla", por lo que pedirá explicaciones a esta organización, con la que espera reunirse "en breve".

Ventura ha hecho estas declaraciones en la clausura de unos cursos de formación en los que han participado unos cuarenta menores acogidos en la ciudad. Melilla acoge en varios centros a un número que ha llegado a alcanzar los quinientos menores, muchos de ellos extranjeros no acompañados, los conocidos como "mena", la mayor parte procedentes del vecino Marruecos. Algunos de estos menores, los llamados niños de la calle, prefieren permanecer fuera de estos centros para intentar llegar como polizones en barcos a la península.

Fotos

Vídeos