Mercaplana cierra con 72.000 visitas

Los niños juegan con las bolas saltarinas en el último día de Mercaplana. / AURELIO FLÓREZ
Los niños juegan con las bolas saltarinas en el último día de Mercaplana. / AURELIO FLÓREZ

No se alcazaban cifras similares desde el año 2014, cuando rozó los 70.000 | Los talleres de alfarería, robótica y cocina causaron sensación con su máxima de aprender divirtiéndose. «La oferta mejora cada año», destaca una madre

LAURA CASTRO GIJÓN.

El repunte de los dos últimos días ha permitido a Mercaplana despedirse de su edición 43 con un balance de asistencia «positivo». Así lo aseguró Álvaro Alonso, secretario general de la Cámara de Comercio, quien cifró en 72.000 las visitas desde que arrancó la cita infantil el pasado 22 de diciembre.

No se alcanzaban unas cifras similares desde 2014, cuando el balance se saldó con aproximadamente 70.000 asistentes. «Todo parecía indicar que se mantendría la línea de estos últimos años», comentó Alonso, quien recordó que en la edición anterior fueron unas 60.000 las familias que acudieron a Mercaplana. Esta cita navideña continúa siendo una de las primeras opciones de ocio para los más pequeños, aunque los padres ya han hecho su propia lista de deseos de cara a la siguiente edición.

Ampliar el horario, incrementar el número de niños por cada taller y ofrecer la posibilidad de reservar plazas por internet fueron algunas de las peticiones que formularon a EL COMERCIO a lo largo de estos días. Sin embargo, aseguraron que la oferta de actividades y la temática «mejora cada año». Así lo defendió Vanesa Fernández, una de las muchas madres que se recorrieron los salones de Mercaplana varias veces estos días con sus hijos.

Los talleres de alfarería y ciencia volvieron a ser protagonistas, por cuarta edición consecutiva, pero también causaron sensación los de robótica, huertos y cocina. Aprender divirtiéndose es la máxima que predomina en Mercaplana. Por eso, aprovecharon, un año más, los juegos para transmitir a los más pequeños valores como la igualdad y la tolerancia y pinceladas culturales de otros países a través de cuentacuentos y de Asturias por medio de la Llingua.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos